¿Qué es el balance de cuentas?

jueves 10 de enero de 2019 - 10:59 WEST

Una persona emprendedora se encuentra inmersa en un proceso de aprendizaje constante en torno a asuntos que tienen que ver de manera directa con el negocio. Uno de los términos más importantes para conocer la situación económica de la empresa es el balance de cuentas. Por medio de este informe puedes tener una visión integral de la realidad de tu negocio en un periodo específico.

¿Para qué sirve el balance de cuentas de una empresa?

De una manera metafórica puede expresarse que este balance representa una fotografía fiel de la realidad de la organización. Para tomar decisiones importantes sobre el negocio es indispensable que conozcas en qué momento se encuentra el mismo. El balance de cuentas te permite lograr este objetivo. Gracias a esta descripción económica del negocio es posible observar, por ejemplo, si existe nivel de endeudamiento. ¿Cuáles son los elementos que componen el balance de cuentas?

Como emprendedora o emprendedor, tienes la responsabilidad de tomar decisiones constantes que beneficien a la organización. Sin embargo, estas decisiones no deben suponer saltos al vacío, sino ser decisiones deliberadas que están respaldadas por datos objetivos. A través de este balance de cuentas no observas la realidad de la empresa desde el punto de vista de cómo te gustaría que fuese, sino que obtienes una visión de contexto que será determinante para tomar nuevas decisiones de futuro.  

Puedes realizar esta rutina con una frecuencia anual. De hecho, es recomendable que establezcas una observación comparativa entre los resultados de los distintos balances realizados en los últimos años para poder analizar cuál ha sido el recorrido financiero de la organización. Todo ello, poniendo un punto de vista especial en el patrimonio. Al dirigir tu empresa son muchos los objetivos que pueden inspirarte en el trabajo diario, sin embargo, la rentabilidad es un recurso indispensable porque es la base de un proyecto viable. 

La formación es vital para tomar decisiones efectivas sobre un negocio. El fin de año es uno de los momentos más significativos en la vida de las personas, y también, en la biografía de las empresas. Es ese instante que marca el final de un ciclo y, por tanto, este cierre invita a abrir un nuevo capítulo de expansión y crecimiento. Este objetivo viene a sumar todavía más intensidad al de por sí intenso final de año, sin embargo, es muy importante que emprendas este proyecto con calma. 

Para dirigir tu organización con un criterio coherente tienes que saber qué está ocurriendo, es decir, cuáles son las características del mapa real. Este punto de partida puede ayudarte a impulsar tu proyecto en la dirección deseada observando la constante vinculación entre pasado, presente y futuro. Existen elementos que no puedes controlar porque trascienden de manera objetiva a tu campo de influencia, sin embargo, existen otros aspectos sobre los que sí tienes un mayor poder. Y este balance te ayuda a enfocarte en aquello que sí puedes gestionar. 

¿Cuáles son los elementos más importantes que componen el balance de cuentas? En este artículo puedes descubrir los tres ejes principales para profundizar en la esencia misma del negocio. 

El activo de la empresa

Se conoce como bienes activos de una organización a todo aquello que la entidad posee en su haber. Por ejemplo, las inversiones realizadas o el material de trabajo utilizado (por ejemplo, el equipo informático). Sin embargo, el activo también puede clasificarse en dos ámbitos diferenciados. El activo no corriente remite a aquellos bienes que posee la organización desde hace un periodo de tiempo superior a un año. Este término recibe el nombre de inmovilizado. 

Por el contrario, el activo corriente engloba aquellas propiedades que posee la organización desde hace menos de doce meses. Este tipo de activo es circulante. 

El pasivo

Sin embargo, una empresa tendría una visión reduccionista de sí misma si solo pusiese el foco de atención en la descripción del activo de la organización. Frente a este elemento del balance de cuentas también es importante hacer constar el pasivo. En definitiva, las deudas. En el balance de situación también es posible observar cómo decisiones pasadas tienen consecuencias en el presente.

Esas deudas adquiridas por la organización plantean una responsabilidad sobre la que tiene que responder. El balance de cuentas también refleja la posición de la organización en relación con este punto. Es decir, la empresa observa cuánto dinero debe a terceros.

Por tanto, la empresa contrae una responsabilidad con terceros ante los que tiene que responder. Por ello, es importante aplicar el sentido de la moderación y de la prudencia para no asumir más carga de la que resulte realista observando, además, las consecuencias de futuro. 

 

 

Patrimonio neto de la empresa

Este es otro de los elementos que conviene integrar en un balance de estas características. Este concepto es el resultado de poner en relación el activo con el pasivo. Este es el valor que tiene la empresa. Por medio de la visión de estos elementos, una emprendedora o un emprendedor, tiene mejores herramientas para tomar decisiones a corto plazo multiplicando el acierto y minimizando el riesgo. 

Una empresa es una entidad que tiene derechos y obligaciones que, en parte, están directamente vinculados con este mapa de contexto de la entidad. 

El emprendimiento es un reto complejo. En Emprende.ull puedes disponer de un servicio de asesoramiento gratuito sobre esta temática que es muy importante, ya que en esta etapa es habitual que los protagonistas tengan dudas frecuentes sobre terminología y cuestiones de contabilidad que conviene resolver a tiempo. El conocimiento se convierte en un bien teórico para llevarlo a la práctica de la experiencia. A través de un balance de este tipo también puedes conocer cuáles son los derechos de la organización, por ejemplo, facturas que están pendientes de pago y que, por tanto, se transformarán en dinero a corto plazo.

Por tanto, si tienes dudas sobre la gestión de tu negocio o sobre la puesta en marcha de la idea, una decisión recomendable es la de dirigirte a quien puede darte una respuesta adecuada sobre la misma porque, de este modo, avanzas de manera constructiva. 

 

Consulta nuestras últimas entradas al #BlogEmprende.ull

¿Difundes?