Finanzas para la comunidad emprendedora: conceptos a tener en cuenta antes de empezar

miércoles 25 de abril de 2018 - 15:04 WET

Si lo que en estos momentos estás pensando o ya tienes en marcha es un proyecto como emprendedor o emprendedora, seguramente hayas leído, ojeado e incluso estés buscando formación sobre finanzas para la comunidad emprendedora. 

Y es que, de hecho, es una de las áreas más importantes y de la que no se puede inhibir una persona que comience una nueva empresa. 

En este artículo vamos a ayudarte con los conceptos financieros que es imprescindible que conozcas previamente a tu incursión en el mundo de los negocios y de la empresa. Sabemos que si estás iniciando esta nueva etapa profesional es porque tus cualidades creativas, tu iniciativa y tu capacidad de toma de decisiones forman parte de ti.

Sin embargo, no todas las personas conocen los conceptos básicos de finanzas para emprendedores y emprendedoras que resultan imprescindibles para poner en marcha un nuevo proyecto empresarial.

A continuación, realizaremos un recorrido ilustrativo mostrando cuáles son estos conceptos y definiéndolos con el objetivo de que consideres la posibilidad de formarte al respecto con mayor profundidad.

Conceptos básicos de finanzas para emprender

Seguramente en tu nuevo proyecto tendrás asesoría financiera pero, dado que te responsabilizas de todo lo que ocurra en tu nueva empresa, es necesario que manejes algunos de los conceptos más usados en finanzas para emprendedores y emprendedoras:

Activos

Los activos de tu empresa los componen todos aquellos bienes que son materiales, desde el ordenador hasta el local.

Pero, además, existen los llamados activos inmateriales como lo es tu marca o tu patente. Los activos forman parte de cualquier empresa de manera habitual.

Acreedores

Los acreedores son personas físicas o jurídicas a las que tu empresa les debe “algo”.

Con un ejemplo se entiende mejor: si se ha realizado la compra de maquinaria específica u ordenadores, pagándose a plazos, las empresas que te han vendido esos activos se convierten en tus acreedores. Así mismo, si un banco te ha realizado préstamos a tu empresa también formaría parte de los acreedores.

Cash-flow

El concepto de cash-flow es bastante habitual cuando hablamos de finanzas para la comunidad emprendedora.

Se trata del dinero contante que se tiene en caja diariamente. Va a salir de la diferencia entre pagos y cobros.

Las cuentas tanto de pagos como de cobros conviene tenerlas saneadas para evitar problemas a largo plazo. Es lo que en términos de finanzas se denomina tesorería de tu empresa.

Capital circulante

El capital circulante o la necesidad de dinero que tu empresa va a necesitar para funcionar día a día. Es el dinero que se va a necesitar para pagar las nóminas de tus empleados/as, el alquiler de tu negocio o abonar las facturas a tus proveedores cuando lleguen productos necesarios para el funcionamiento.

Colchón financiero

Se trata de un término bastante común tanto si hablamos de finanzas para la comunidad emprendedora o de finanzas en general.

Tener un colchón en tesorería es algo que te recomendamos sobre todo si comienzas tu nueva incursión como emprendedor/a, ya que existen inicialmente más gastos en las finanzas  y éstos deben cubrirse sin problemas. Por ejemplo, el alquiler del local o las nóminas de tus empleados y empleadas debes poder cubrirlas durante unos meses sin problemas.

Te lo recomendamos porque el inicio es un período crítico, hasta que comiencen a funcionar cobrando por tu actividad e ingresando suficiente capital.

Cuenta de explotación

La cuenta de explotación es la diferencia de los ingresos respecto de los gastos que tengas.

De ahí saldrán tus beneficios a los que debes restar los impuestos, con los que debes contar los gastos de un crédito o de un préstamo que tengas que saldar. Una vez descuentes estos gastos vas a obtener tu beneficio neto.

Fondo de comercio

El fondo de comercio es es el valor de tu empresa pero no precisamente de los activos materiales sino de su valor como marca, de la cartera de clientes que hayas logrado con tu esfuerzo de la experiencia que tenga en el mercado tu empresa.

Fondo de maniobra

Se trata del dinero o capital que necesita tu empresa para que pueda seguir funcionando con normalidad.

Si tenemos un dinero al que llamaremos existencias y un dinero que nos queda por cobrar, le restamos el dinero que debemos a acreedores y proveedores y tendremos el fondo de maniobra.

Números negros y rojos

Este es otro concepto muy común en finanzas para la comunidad emprendedora y en el día al día de cualquier persona (sea emprendedora o no).

Existen números negros cuando la empresa tiene liquidez o tesorería. Por contra, si no hay liquidez se dice que se está en números rojos.

Siempre has de estar preparado para que algún día te lleguen los números rojos, porque siempre vas a tener un margen de negociación con los proveedores y acreedores.

Pasivo

El pasivo siempre hace referencia a las obligaciones que tienes con terceros. Por ejemplo, la obligación con tus trabajadores y trabajadoras de pagar sus nóminas o a tus proveedores de pagar las facturas. Nunca nos debemos olvidar que los bancos entran en esta categoría.

Punto de equilibrio

El punto de equilibrio o break- even significa que has llegado al punto en el que ganas lo suficiente para cubrir todos los gastos, siempre es la mejor noticia para un nuevo emprendedor o emprendedora.

Margen de contribución

El margen de contribución va a corresponderse con la diferencia entre lo que te cuesta producir tus productos o tus servicios y el precio al que los vas a vender. Está claro que este concepto cuanto mayor sea, mayor será la ganancia de la empresa.

Préstamos y créditos

¿Préstamos? ¿Créditos? ¿Son lo mismo? No, no son lo mismo aunque te lo parezca.

Los préstamos van a tener un tipo de interés menor que los créditos, y están pensados para la financiación de activos a largo plazo, como una máquina necesaria para una empresa. El dinero se va devolviendo a largo plazo y lo abonan al principio de la operación.

Sin embargo, los créditos se vienen a pedir cuando se necesita dinero a corto plazo. Se puede disponer del crédito mediante una tarjeta o una cuenta y se va devolviendo de manera que se puede volver a disponer de crédito. Siempre hay un límite para los créditos.

Además, en cuanto a financiación para la comunidad emprendedora, hay muchas opciones que puedes encontrar en este otro post de nuestro blog.

Existen muchos más conceptos financieros que debes tener presentes y manejar de manera fluida pudiendo, incluso, hacerte experto o experta en finanzas de tu empresa.

Es  la forma en la que tomarás el control de tu proyecto emprendedor y, por este motivo, te invitamos a mejorar tu formación de finanzas para la comunidad emprendedora, de  forma que puedas comprender y manejar a fondo las finanzas de tu empresa. 

Siempre que necesites información al respecto, recuerda que el equipo de profesionales de Emprende.ull se encuentra a tu disposición para asesorarte.

 

 

¿Difundes?