Emprendedor/a social: ¿qué características son las ideales?

miércoles 21 de marzo de 2018 - 15:04 WEST

La base del futuro laboral se asienta en el emprendimiento. Estamos de acuerdo con esa reflexión, pero avanzamos un paso más. Un valor añadido para esos trabajadores que optan por montar su propia empresa es hacerlo sin mirarse el ombligo. Es decir, con fines que traspasan el beneficio propio, focalizando nuestro interés en una única meta: mejorar el mundo. Hablamos del emprendedor social.

Cualidades y objetivos del emprendedor social

Estos empresarios cuyo incentivo es el provecho ajeno, bien sea el de personas necesitadas o el del cada vez más maltrecho planeta en el que residimos, ganan popularidad.

Y es que, hablamos de personas que están cambiando los cánones del éxito y atrayendo a inversionistas para entregar sus recursos a proyectos que construyen valor social. Además, tal y como sospechas, su propósito no se relaciona directamente con la multiplicación de los ceros en su cuenta corriente, sino con la obtención de los beneficios necesarios para seguir impulsando proyectos sociales y solidarios.

¿Tú también estás pensando en convertirte en emprendedor social? Si necesitas cerciorarte de tus capacidades para lanzarte a la aventura, te desvelamos, a continuación, cuáles son los valores que atesoran estos nuevos empresarios. Estarás hecho para esta labor si cuentas con:

1. Empeño

La tenacidad y la perseverancia son dos cualidades comunes en estos trabajadores. El tesón que acompaña a su personalidad está asociado al amor absoluto a su plan, por muy complicado que parezca.

2. Inconformismo

No hablamos de personas que se quejan de la situación de manera verbal o a través de las redes sociales, sino de individuos que actúan por convicción. Los emprendedores sociales se caracterizan por no estar dispuestos a resignarse pensando que tenemos lo que nos merecemos o que el panorama es insalvable.

 3. Rebeldía

Todo lo anterior les lleva a adoptar una posición contestataria y a luchar por cambiar el mundo con las herramientas que tienen a su alcance. Son verdaderos revolucionarios, pues no esperan sentados a que alguien resuelva el problema y retan a todo aquello que consideran injusto con las estrategias correctas.

 4. Creatividad

Los emprendedores sociales son personas imaginativas que saben sacar partido de todos los medios que les rodean. Optimizan recursos y exprimen su inventiva, dos tácticas necesarias, pues estas compañías suelen contar con un capital limitado.

5. Visión de negocio

Estos nuevos empresarios tienen capacidad para vislumbrar aquello que preocupa a la sociedad o a una parte de ella, generando respuestas y un impacto positivo. Su negocio tiene que seducir a la comunidad y, a la vez, ser rentable, para no desaparecer.

6. Motivación

La energía y la positividad son valores que envuelven al emprendedor social. Encontrar una causa por la que luchar y no abandonar frente a la primera dificultad que se presente no resulta fácil. Estos individuos están hechos de otra pasta.

7. Transparencia

La claridad y la nitidez se valoran en cualquier negocio. Más aún, si se trata de una compañía que crea valor social. Si deseas emprender con este modelo de negocio, has de mostrarte completamente  diáfano en tu toma de decisiones.

8. Responsabilidad

Si tu propósito es enriquecer la vida de las personas, tienes ante ti un cometido que requiere más sensatez y juicio que si fueras por libre.

Hay mucho en juego, por eso debes ser una persona madura, con las ideas claras, competente y seria.

9. Vocación

El emprendimiento social encierra una inclinación al altruismo y al desinterés propio. La vocación desempeña un papel relevante, pues los sacrificios que conlleva esta dedicación solo pueden soportarse si tienes esa actitud protectora o de auxilio a los necesitados.

10. Disciplina

Todas las cualidades que te hemos desvelado no darán sus frutos si no las llevas a la práctica a través de un plan. El método resulta indispensable en cualquier empresa para que todo funcione correctamente. También, si hablamos de negocios de carácter social.

Principios de la Economía Social y Solidaria

Los principios de la Economía Social y Solidaria se encuentran recogidos en la Carta de la Economía Solidaria

Te resumimos los principios básicos para esta clase de emprendimiento:

mimos los principios básicos para esta clase de emprendimiento:

  1. Equidad: supone un principio ético clave y un objetivo social esencial.
  2. Trabajo: como un elemento clave en la calidad de vida de las personas.
  3. Sostenibilidad ambiental, teniendo una alianza total con la naturaleza ya que la actividad productiva y económica está relacionada con ella.
  4. Cooperación. Se busca favorecer la cooperación en lugar de la competencia, fomentando el aprendizaje y el trabajo cooperativo entre personas y organizaciones.
  5. Sin fines lucrativos. La finalidad principal de este modelo económico es el desarrollo integral de las personas a través de la gestión de proyectos económicamente viables, sostenibles y rentables.
  6. Compromiso con el entorno, con la participación en el desarrollo local sostenible y comunitario del territorio.

Ya conoces las virtudes del emprendedor social y el espíritu de las empresas que forman parte de la economía social y solidaria.

Si te ves reflejado en este perfil, apostar por un futuro asociado a estos negocios garantizará el cumplimiento de tu vocación y el desarrollo de tu imaginación. Podrás satisfacer tus inquietudes mientras colaboras en la evolución de un mundo mejor. Tan solo tendrás que sacar partido a las facilidades que nos da el mundo digital y poner el máximo empeño en tus retosSolicita tu cita de asesoramiento para convertir tus sueños en realidad.

[/vc_column]
¿Difundes?