Claves para hacer crecer tu marca personal

lunes 12 de julio de 2021 - 10:00 WEST

La marca personal se antoja como uno de los activos más importantes para los profesionales en el siglo 21. Si las marcas están destinadas a comportarse de una forma más humana debemos relacionarnos con ellas desde su misma posición, aún más en este mundo digitalizado y social. Cómo nos ven los demás, cómo de relevantes somos en nuestro entorno… Qué dirán de nosotros cuando salgamos de la habitación. Vamos a manejar nuestra marca personal.

¿Qué es la marca personal?

Nuestra presencia en el mundo digital es notoria. Interactuamos entre nosotros, entre empresas, intercambiando información, haciendo que nuestros avatares virtuales sean tan importantes como lo somos como persona. Somos una marca de nosotros mismos y como tal debemos cuidar nuestra imagen de cara al resto. El branding corporativo acaba de tener un hijo llamado marca personal.

El concepto en sí es reciente ya que fue introducido por el Tom Peters en su obra “50 claves para hacer de usted una marca”, en 1997 (Si, para mi el 97 aún es reciente : ). Debemos convertirnos en nuestra propia marca. Nuestra presencia en el mundo, como individuos, es más notoria que nunca. Estamos en un mundo hiperconectado donde nuestra capacidad de comunicar se ha multiplicado exponencialmente, de la misma manera que nuestra influencia.

Debemos tomar conciencia de que todo lo que hacemos o dejamos de hacer deja constancia, deja huella a través de nuestras marcas, ya sean personales o corporativas. Porque sí, también podemos ser marcas.

Estamos conectados con todos de manera que nuestra capacidad de comunicación se ha multiplicado junto con la influencia de esta. Nos hemos convertido en medios de comunicación , de opinión dejando de ser meros receptores. Así, cada post de nuestro blog, entrada en facebook, comentario o tweet forman la imagen que los demás tienen de nosotros. Quedando esto así, nos damos cuenta de que la llamada «responsabilidad social» no es algo que solo atañe a las empresas, sino que es algo que debemos asumir como propio.

Si bien la imagen de nuestra empresa debe ser cuidada en todos y cada uno de sus aspectos, debemos cuidar la propia, la personal con respecto a la empresa. De nada servirá que la multinacional X desarrolle una perfecta estrategia de branding si su director en Tailandia desliza comentarios poco apropiados sobre la empresa en twitter. La marca personal está llamada a revolucionar el cómo vemos la interacción con empleados y representantes de empresas, políticos y el mundo en general.

¿Por qué desarrollar nuestra marca personal?

La imagen de nuestra empresa debe ser cuidada en todos y cada uno de sus aspectos, y además debemos cuidar la propia, nuestra marca personal con respecto a la empresa. De nada servirá que la multinacional X desarrolle una perfecta estrategia de branding si su director en Tailandia desliza comentarios poco apropiados sobre la empresa en twitter. De nada servirá contar con los mejores profesionales del mundo de la comunicación si nuestro servicio de atención al cliente no está a la altura. El personal branding está llamado a revolucionar el cómo vemos la interacción con empleados y representantes de empresas, políticos y el mundo en general.

Normalmente nuestra “marca personal” solo la conocen nuestros amigos, nuestros familiares, etc. Tu sobrino que es un manitas con los ordenadores, el cuñado que es un experto en excel, o la tía Enriqueta que hace las mejores croquetas del mundo.

Internet nos da la oportunidad de mostrar esta serie de cualidades propias y únicas más allá del ámbito familiar hacia el profesional. Aprovechar esta oportunidad se antoja vital.

  • Si trabajas por cuenta ajena, no debes esperar que los demás diseñen tu carrera, debes tomar la iniciativa
  • Si eres una persona autónoma, debes trabajar para sobresalir en un mercado competitivo y saturado.
  • Si eres empresaria o empresario, debes conseguir que los profesionales que trabajan contigo piensen en “modo empresarial”.

¿Cómo desarrollar nuestra marca personal?

Cuando comenzamos a trabajar nuestra marca personal nos damos cuenta del profundo análisis que es necesario para descubrir nuestras propias particularidades, nuestros puntos fuertes y transmitirlos a los demás. Este es uno de los puntos que definen la creación de una marca personal. Por lo tanto lo primero que debemos hacer es analizarnos y descubrir nuestras fortalezas y debilidades; los valores que nos hacen diferentes. Esta información evitará contradicciones y ayudará a establecer un mensaje claro. ¿Cuáles son tus valores?

El siguiente paso es definir nuestros objetivos. ¿A dónde queremos llegar? Debemos saber dónde está nuestro público objetivo y conocerlo para que, en base a esto, establezcamos como queremos que se nos vea; que se dice, se piensa de nuestra marca personal. Definir estas metas nos ayudará a concentrar esfuerzos.

Ahora debemos valorar qué recursos necesitamos para hacer crecer nuestra marca personal. Esta labor es importante ya que veremos con qué recursos contamos ya, cuales son nuestras habilidades y de estas, cuales debemos mejorar. Por ejemplo, si te gusta dibujar, y eres bueno dibujando, quizás deberías centrarte en crear una marca personal como ilustrador, a la vez que mejoras estas habilidades para situarte por encima de tu competencia. ¿Qué necesito para mejorar y ser más eficiente?

Tras esto, podemos decir que comienza el trabajo “de verdad”. Es el momento de ponerse manos a la obra con la estrategia. Con los objetivos, expectativas, valores, etc. debemos:

  • Definir el nombre de nuestra marca personal. El naming de nuestra marca es esencial a la hora de diferenciarnos y ser memorables. Del mismo dependerá mucho del éxito de nuestra estrategia de construcción de marca.
  • Definir las palabras clave, mensaje y tono que nos definen a través de valores y habilidades. Con esto haremos que nuestro mensaje sea coherente con lo que somos.
  • Definir la identidad gráfica de nuestra marca personal: logotipo, tipografía, colores, etc. El diseño gráfico y visual de nuestra marca es una de las bases de nuestra estrategia. Es la primera impresión que daremos frente a personas usuarias o cartera de clientes.
  • Definir los canales donde tendrá presencia la marca personal. Dependiendo de nuestros objetivos, tipo de mensaje y nicho de mercado debemos definir cuáles serán los canales idóneos para transmitir el mensaje. Debemos saber si nos conviene estar en Facebook, Twitter, Instagram, Youtube… Cada uno tiene sus particularidades y debemos ser personas cuidadosas.
  • Definir un plan de contenidos a determinado tiempo vista, con un calendario de acciones y checkpoints para valorar el cumplimiento de objetivos.

Herramientas necesarias para desarrollar nuestra marca personal

Para poner en marcha toda nuestra estrategia de branding personal podemos ayudarnos de una ingente cantidad de herramientas. Estas herramientas servirán para crear, desarrollar, analizar y hacer crecer tu marca personal, tanto en el mundo digital como en el analógico.

  1. Google: El buscador de buscadores nos ayudará a elegir naming y gracias a él sabremos qué se dice de nosotros, y cómo se dice. Con una simple búsqueda podremos saber cómo nos ven los usuarios al buscarnos por nuestro nombre, nuestras palabras claves, o según el nicho de mercado en el que nos enfocamos.
  2. Diseño Gráfico: El buen diseño es un argumento de coherencia que ayuda a vender. Se debe valorar contratar a un profesional para crear una buena identidad visual. No sólo hablamos de fotografía, es el diseño, las infografías, los post en instagram, la tipografía y su uso y también una identidad gráfica que le dé coherencia a todo.
  3. Blog: Tener un blog es vital para crear contenido que defina tu marca y la haga crecer según el tono y valores definidos en la estrategia de concepción de tu marca. La red proporciona muchísimas alternativas de las que te recomendamos Blogger y WordPress como las más completas y flexibles. Ambas ofrecen opciones gratuitas. Eso sí, es esencial y recomendable contratar un dominio con el nombre que has elegido. Por ejemplo: MiNuevoBlog.es.
  4. Redes Sociales: Las redes sociales son el medio de comunicación más masivo y personal que hay en la actualidad. El usuario ya no es un mero espectador. Es quien crea la noticia y la difunde al mismo tiempo. Para ello, hay que participar. No vale solo con estar. De manera que demostremos que somos buenos en lo nuestro. Que se hable de nosotros aportando valor añadido a nuestro contenido o compartiendo contenido de referentes de nuestro sector. Saber en qué redes sociales movernos dependerá del análisis previo que hayamos hecho pero Linkedin se antoja esencial en cualquier estrategia.
  5. Linkedin: Se puede considerar Linkedin como el estándar donde construiremos nuestro perfil profesional. Por lo tanto, hacerlo correctamente es una tarea en la que debemos ser extremadamente cuidadosos. Estos consejos te pueden servir de ayuda inicial para tus primeros pasos en la red profesional por excelencia:
  • Una foto de perfil decente, que tenga que ver con lo que eres, que sea reconocible y que de confianza.
  • En el “subtítulo” relata lo que eres, no en lo que trabajas ayudándote de palabras clave.
  • Redacta un extracto breve y conciso que se pueda leer de un vistazo.
  • Establece contactos de calidad y que puedan ser útiles.
  • Tu perfil debe ser dinámico. Linkedin no es un mero CV digital. Enlaza contenido de calidad que te posicione como referencia de tu sector.
  • No hagas spam pidiendo recomendaciones. Estas deben generarse como consecuencia lógica de la relación entre profesionales.
  • Linkedin no es Facebook. No buscas amigos ni ligues, buscas colaboradores, proveedores y clientes.

Otras herramientas para mejorar tu marca personal

Hay otro tipo de herramientas online que nos pueden ayudar a gestionar nuestra marca personal.

  • About.me: Es un escaparate donde aglutinar los diferentes perfiles de tu marca personal en internet. Impactante, sencillo y útil.
  • Vizualize.me: Es una herramienta que importa tu perfil de Linkedin y lo transforma en una atractiva infografía llena de diseño de calidad.

Consulta nuestras últimas entradas al #BlogEmprende.ull

 

Post elaborado por Gabriel Suárez, CEO de Señor Creativo
¿Difundes?