¿Cómo comenzaron los negocios emprendedores más triunfadores de la historia?

martes 04 de diciembre de 2018 - 13:37 WEST

La sociedad moderna siempre se ha movido gracias a los negocios emprendedores de quienes han sabido descubrir qué es lo que necesitaba la sociedad para prosperar en su día a día o en su vida laboral. Con una actitud aventurera a la hora de lanzar productos y servicios innovadores, asumiendo un gran riesgo y demostrando mucho tesón y valentía.

El denominador común de la gran comunidad emprendedora, tanto a nivel internacional como nacional, es que sus inicios no fueron fáciles ni rápidos, tuvieron que sortear multitud de problemas, pero no se rindieron porque creían en su negocio y el producto que ofrecían. Al final, se puede decir que el mundo es como lo conocemos gracias a ellos y ellas.

Referente mundiales

Es difícil seleccionar a los mejores negocios emprendedores a nivel mundial a lo largo de las últimas décadas, por lo que nos basaremos en tres premisas para elaborar el ranking: aporte a la cultura empresarial moderna, impacto en los negocios actuales y la innovación que han aplicado.

Steve Jobs

Jobs fundó Apple en 1976, en el garaje de casa de sus padres, junto a sus amigos Wozniak, y Ronald Wayne y contando con la financiación que necesitaban por parte del inversor privado, Mike Markkula.

Su primer lanzamiento importante fue el Apple I, considerado como el primer ordenador de sobremesa del mundo. Ya entonces Jobs se dejó ver como el gran líder por el que es conocido hoy en día. Su papel fue clave en el desarrollo de equipos Mac y trazó unas líneas vitales sobre el futuro de la compañía.

De hecho, dos años después, Apple necesitaba más profesionales y Jobs apuntó alto contratando a Mike Scott, proveniente de National Semiconductors y, años más tarde, convenció a John Sculley de que abandonara la todopoderosa Pepsi-Cola para que trabajara en la compañía de la manzana.

Bill Gates

El nacimiento de Microsoft fue un poco por casualidad. Un día del año 1975, un joven Gates y su colega Allen vieron un pequeño ordenador de nombre Altair en una revista y se les ocurrió la idea de desarrollar un software para esa máquina, poniéndose ambos manos a la obra para escribir un programa Basic, pero modificado.

Fue entonces cuando Gates abandonó la universidad y se centró en cuerpo y alma a su recién estrenada empresa llevando las finanzas, el marketing, y el departamento comercial, entre otras tareas. Para ayudarle en una tarea que cada vez era mayor, Gates contrató a un viejo amigo, Steve Ballmer y lo puso al frente de la compañía durante un periodo en el que las ventas se dispararon por encima de lo previsto.

Jeff Bezos

Los inicios de una de las empresas más valoradas en la actualidad, Amazon, fueron también curiosos. Un día Bezos estaba leyendo un informe donde se hacían eco del tremendo impacto que estaba teniendo Internet en el mercado y comenzó a idear con qué empresas podría trabajar para aprovecharse de ese tirón.

En primer lugar hizo una lista de los principales productos del mercado para, finalmente, decantarse por vender libros online. El primer plan de negocios de Amazon se hizo en un viaje en coche hacia Seattle y los primeros inversores fueron los padres de Bezos, que confiaron tanto en su hijo como para darle todos los ahorros destinados a sus respectivas jubilaciones.

Mark Zuckerberg

El padre de Facebook comenzó el negocio en su época universitaria, utilizando poco más que un ordenador y una visión brillante para desarrollar un producto tan popular a día de hoy como la red social.

En un principio, se trataba de un espacio en el que se podían subir fotos del entorno de Harvard, pero poco después se convirtió en un pequeño portal online donde se conectaban cientos de estudiantes, para intercambiar experiencias y opiniones.

Hoy en día, Facebook es un “monstruo” que ha comprado importantes empresas como WhatsApp y está rentabilizando como nadie el mundo del social media.

 

 

Grandes negocios de emprendedores españoles

Amancio Ortega

Aunque España tenga personas emprendedoras dignas de elogio, lo cierto es que el primer puesto del ranking, en la historia más reciente, lo tiene, sin duda, el dueño de Inditex. Amancio Ortega supo hacerse a sí mismo y el imperio que construyó comenzó después de ser un humilde repartidor de camisas y “ascender” a comercial de una empresa textil.

Los orígenes de Zara se dan a raíz de la apertura de una pequeña tienda donde vendían batas acolchadas que eran cosidas por el propio Amancio y su mujer. El proyecto empresarial tomó forma a raíz de que entrara inversión en la empresa, tanto por parte de los hermanos de Amancio como del fundador de la firma Caramelo, que supieron ver el talento de este joven leonés y le ayudaron a crear su primer negocio potente, Confecciones GOA.

Juan Roig

El valenciano Juan Roig le compró a su padre las tiendas de ultramarinos que tenía en la ciudad y que supusieron el origen de Mercadona. Roig tenía dos ingredientes claves en cualquier emprendedor, por una aparte conocimientos del sector y, por otra, muchas ganas de comenzar un negocio propio.

Roig estudió Económicas y, junto a su esposa y hermanos, comenzaron a dirigir la nueva empresa que tenía, al comienzo, ocho tiendas de unos 300 metros cuadrados cada una. Roig asumió el mando del grupo y hoy en día sigue siendo su cabeza visible.

Ramón Areces

La historia de El Corte Inglés data de los años 40 en Madrid, de la mano de Ramón Areces, que fue quien comenzó la andadura del grupo que, por aquel entonces, tenía siete empleadxs y un edificio en el centro de la ciudad. Con el tiempo, dicho edificio se amplió para dar cabida a todas las necesidades de la sociedad, y se modernizó con el objetivo de que sus clientas y clientes encontraran allí lo último de lo último.

Isidoro Álvarez asumió la presidencia en la década de los 60 y fueron años de bonanza para la compañía, además de años de importantes compras empresariales, el desembarco en Portugal o la diversificación de sus productos y servicios.

Pero no solo se han dado grandes negocios emprendedores masculinos. A lo largo de la historia, muchas mujeres emprendedoras han cosechado grandísimos éxitos y, por ello, hemos querido destacar dos de ellas:

Anita Roddick

Anita Roddick, fundadora de la tienda de belleza The Body Shop, fue una de las empresarias más conocidas de Reino Unido.

Esta famosa emprendedora fundó The Body Shop en Brighton, en el sur de Inglaterra, en 1976, y en ella vendía productos de baño fabricados con ingredientes naturales.

Su marca se identificó con las empresas responsables con el medio ambiente. Hija de inmigrantes italianos, supo transformar su negocio en un imperio de más de 2.000 tiendas, que atendían a más de 77 millones de clientes en 51 mercados diferentes.

Rashmi Sinha

Esta joven emprendedora, originaria de Delhi en la India, obtuvo un PhD. en la Universidad de Brown y trabajó como investigadora en la Escuela de información en la Universidad de Californa, Berkeley. Actualmente es diseñadora y actual CEO de SlideShare. De igual modo, también es fundadora de Uzanto, la empresa detrás de MindCanvas, un servicio de investigación online que recopila información de opiniones de clientes que ofrece un motor de análisis visual para la presentación de datos. El servicio de MindCanvas fue vendido a empresas como Microsoft o eBay

Si tú también quieres que tu idea sea un éxito y crear tu propio negocio emprendedor, recuerda que puedes contar con nuestro asesoramiento.

Consulta nuestras últimas entradas al #BlogEmprende.ull

¿Difundes?