La Asociación para el Progreso de la Dirección incluye por primera vez y al mismo tiempo dos alumnas del Programa Cataliza

jueves 07 de septiembre de 2017 - 10:11 WET

Esta empresa, que ha participado en otras ediciones del programa que gestiona la Fundación General Universidad de La Laguna, gracias al Servicio Canario de Empleo, valora y apoya la inserción de jóvenes talentos de las Islas Canarias. 

Attenery Díaz conoce a la perfección lo que es incorporarse a una empresa con el entusiasmo y las ganas necesarias para transmitir que una actitud positiva, junto a una formación precisa, puede transformarse en una oportunidad para quien contrata.

Lo sabe bien porque no ha estado quieta ni un solo momento en su vida académica y en la laboral, compaginando los estudios con trabajos esporádicos que mantuviesen siempre su grado de independencia.

Así, se formó como técnica en Informática y más tarde como administrativa contable, y de forma paralela, continuaba especializándose. Tanto es así, que este año ha superado el acceso a la Universidad para mayores de 25 años y el próximo septiembre estará en las aulas de la UNED cursando su carrera de Administración y Dirección de Empresas, algo que le fascina.

 

Lleva ya 10 años como responsable de Programación de la APD, Asociación para el Progreso de la Dirección, encargada de la zona de Canarias, cuya dirección general recae en Francisco Javier Torres, también director general de Renta 4 en las islas.

Díaz cuenta cómo sus inicios fueron, precisamente, en Renta 4 Banco como administrativo, justo unos meses después de terminar el curso de Administrativo Contable. “El destino, la suerte y también mi buen hacer me hicieron cambiar de rumbo, ya que el director necesitaba que lo ayudara con APD unos meses y aquí estoy 10 años después”, explica.

“Cataliza es un buen instrumento para conocerte a ti mismo, indagar y saber el camino a elegir”

Attenery Díazresponsable de Programación de APD

En su opinión, el programa Cataliza, que coordina la Fundación General Universidad de La Laguna en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, describe en gran medida su propia experiencia que basa en la responsabilidad, el trabajo en equipo y en la superación: “No tenía en mente dedicarme a lo que me dedico, pero lo que si tenía claro es que quería crecer profesionalmente”, asegura.

Y, precisamente ese espíritu es el que hace que APD haya participado en otras convocatorias de Cataliza: “Que repitamos significa que creemos, apoyamos y valoramos esta iniciativa. Ahora mismo contamos con dos personas acogidas en el proyecto, aunque desde que lo conocemos, hace dos o tres años, hemos colaborado en diferentes ocasiones”.  Y lamenta que en sus años de estudio no hubiese algún programa similar “y si existía no los conocía; sólo pude participar de las prácticas obligatorias. Y me hubiese encantado, sobre todo porque con determinada edad no tienes las ideas claras y es un buen instrumento para conocerte a ti mismo, indagar y saber el camino a elegir”.

“Es toda una suerte ‘caer’ en un lugar en el que se molestan en enseñarte”

Arianna Ferrando, beneficiaria de Cataliza 

Attenery Díaz constata que la estrecha relación con la Universidad “sobre todo con la Fundación” hace que “colaboremos y estemos informados con todo lo que nos llega casi sobre la marcha, nuevos programas, plazos, etcétera y todo es bastante sencillo”. Además, señala que “como casi siempre intentamos ayudar con la inserción de los jóvenes y conocer de primera mano el talento que se mueve por las islas, apoyamos cualquier iniciativa de esta índole”.


Para la representante de la APD “son muchos los puntos fuertes que le veo a este programa, empezando desde la mínima experiencia que podemos aportar para afrontar una entrevista de trabajo, hasta una futura inserción laboral”. Asimismo, destaca que uno de los valores de Cataliza es que “no solo está dirigido a recién licenciados, si se cumplen determinados requisitos de edad,  entre otros, también se puede participar, por lo que la oferta de candidatos a la empresa es mucho mayor”.

Díaz valora el trabajo en equipo por encima de muchas cosas, por ello destaca que la incorporación a la APD de Elena y Arianna como beneficiarias del programa Cataliza “ha sido bastante buena, con mucha predisposición y actitud positiva. Es la primera vez que incorporamos dos becarias al mismo tiempo y la experiencia está siendo muy grata; ambas se complementan, además de estar continuamente intercambiando conocimientos”.

Por ello, tal y como transmite APD,  volvería a participar en el programa Cataliza: “Aportar nuestro pequeño grano de arena nos entusiasma. Participaríamos y participamos con mucho gusto, siempre y cuando sume por todas sus vertientes, Universidad, jóvenes y empresas”, concluye Díaz.

Arianna Ferrando ha estudiado un ciclo superior de Agencias de Viajes y Gestión de Eventos, y otro de dirección en Servicios de Restauración para complementar la planificación de eventos desde la hostelería, y Elena Váquez, CFGS Administración y Finanzas. Ambas se decantaron por sendas carreras en las que el trabajo en equipo es una pieza fundamental.

Beneficiaras del Programa Cataliza

Estas dos mujeres, con destinos diferentes, se encontraban en situación de paro y nunca habían trabajado en algo relacionado con su formación académica. Hasta que conocieron Cataliza.

Arianna narra que “llevaba un mes y medio en el paro y por desgracia no había tenido la suerte de trabajar de lo que he estudiado como muchos de los jóvenes en Canarias. La exigencia de experiencia por parte de las empresas nos cierra muchas puertas, ya que si no dan oportunidades es imposible que los jóvenes consigamos tenerla”.

Por su parte, Elena cuenta que cuando optó a la beca universitaria “me alivió saber que iba a poder trabajar en lo que de verdad me gusta y he estudiado”.

Su acogida en la APD ha sido satisfactoria y ambas coinciden en destacar la empatía de sus miembros y el equipo que forman juntos a sus trabajadores “que nos hacen sentir parte de ella”, añaden. “Si caes en un lugar en el que se molestan en enseñarte es toda una suerte”, valora Arianna Ferrando. Al respecto, Elena Vázquez subraya: “en el mes que llevo en APD he aprendido mucho; nuevos conceptos, nuevos programas, y sobre todo una nueva forma de trabajar”.

“Ha sido un alivio saber que iba a poder trabajar en lo que me gusta y lo que he estudiado gracias al programa Cataliza”

Elena Vázquez, beneficiaria de Cataliza

Las beneficiarias de Cataliza aseguran que este programa universitario es una vía estupenda y se debería poder ofrecer a todos los jóvenes “pero nada más terminar los estudios, para que cuenten con esa experiencia y les abra muchas puertas de cara al mundo laboral”.

Ambas tienen claro que los jóvenes “somos conscientes de que hay que buscar alternativas a la situación que se vive” y lamentan que muchos universitarios canarios estén abocados a salir de las islas para desarrollarse profesionalmente. “De hecho es una realidad que muchos médicos e ingenieros, entre otros, se van de las Islas por la falta de oportunidades. Es una pena que perdamos a profesionales por no buscar una solución”.

ACCEDE AL PROGRAMA CATALIZA AQUÍ

¿Difundes?
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppCopy LinkMeneameJamespot