Diez comunidades religiosas se unen en un rezo para pedir por el respeto y la convivencia al Dios de todos

lunes 05 de febrero de 2018 - 12:19 WEST

Cada una cree en su Dios. Pero todas creen en el Dios de todos y por eso, un año más, diez comunidades religiosas de la Isla han vuelto a ofrecer un ejemplo simbólico de que la convivencia, el entendimiento y la colaboración entre confesiones distintas es posible y, además, beneficioso para el desarrollo y el crecimiento comunitario en territorios con un grado importante de diversidad cultural como es Tenerife.

Lo han hecho hoy sábado con un nuevo Rezo Interreligioso que tuvo lugar en la plaza de la iglesia de El Fraile, en Arona y que contó con la presencia del presidente del Cabildo, Carlos Alonso; del vicepresidente socioeconómico, Efraín Medina; y del alcalde del Ayuntamiento de Arona, José Julián Mena, entre otras autoridades. El acto congregó a representantes y seguidores de una decena de religiones diferentes, así como a personas no adscritas a ninguna creencia que se unieron para pedir juntos por la paz, el respeto y la convivencia. Juntas han sido capaces de encontrar puntos en común y superar las diferencias. También se acercaron vecinos, turistas y visitantes de toda la Isla.

Carlos Alonso destacó que “este tipo de acciones son vitales para una Isla como Tenerife y destacó el enorme valor que tienen para demostrar al mundo que existe una forma normalizada de relacionarnos entre diferentes colectivos, culturas y religiones desde el entendimiento, la búsqueda de puntos en común y el sentimiento de comunidad”. En Tenerife, esa convivencia es posible, insistió el presidente del Cabildo quien recordó que la Isla es ejemplo de convivencia entre culturas y por eso, el próximo mes de abril será sede de dos encuentros importantes en el marco de trabajo que se viene desarrollando con el Consejo de Europa. El primero de ellos será el encuentro de la Red Española de Ciudades Interculturales, y el segundo un seminario internacional sobre participación que se integra en el Programa ‘Intercultural Cities’.

“La diversidad forma parte de los valores de una comunidad. En Arona no ponemos límites. Gracias a todos por enseñarnos a convivir y por hacer que hoy seamos punto de encuentro del respeto y la convivencia”, indicó el alcalde de Arona.

Para Efraín Medina, vicepresidente socioeconómico del Cabildo, estas iniciativas “proyectan una imagen positiva de Tenerife fuera de nuestras fronteras, basada en el pilar de la convivencia y reflejando así el importante esfuerzo realizado y los resultados alcanzados durante los últimos años a través de distintos proyectos vinculados con la gestión de la diversidad”.

El Rezo Interreligioso por la Paz, el Respeto y la Convivencia es un encuentro organizado por el Grupo de Diálogo Interreligioso vinculado a la iniciativa Juntos en la misma dirección, impulsado por el área de Desarrollo Socioeconómico del Cabildo y la Universidad de La Laguna, a través del Observatorio de la Inmigración de Tenerife. La actividad se organiza conjuntamente con el Ayuntamiento de Arona y las diferentes comunidades religiosas locales participantes.

Este año, el Rezo Interreligioso ha venido  acompañado de otras actividades paralelas con el objetivo de ahondar en ese intercambio entre confesiones religiosas y mostrar todo lo que se ha construido en estos años en torno a ese encuentro y al Grupo de Diálogo Interreligioso.

El pasado sábado 27 de enero se inauguró una exposición fotográfica que muestra en imágenes el recorrido del Rezo interreligioso desde su primera edición en el año 2013 y que se podrá visitar hasta el día 8 de febrero. Posteriormente, se celebró una Mesa de Diálogo entre representantes de las diferentes comunidades.

Mayor conocimiento

Al igual que en la edición del año pasado, el encuentro no solo contó con los rezos y textos religiosos de las diferentes comunidades, sino que también hubo danzas y representaciones que las comunidades participantes quieren ofrecer a las personas asistentes, además de contar con puestos informativos en los que se informó a las personas interesadas sobre las diferentes creencias y comunidades participantes.

Tras los rezos de las diez comunidades religiosas se procedió a la lectura del manifiesto elaborado de forma conjunta por los líderes religiosos a lo largo de varios encuentros previos. El evento concluyó con una comida comunitaria e intercultural realizada con las aportaciones de las personas asistentes.

El Rezo Interreligioso por la Paz, el Respeto y la Convivencia se celebró por primera vez en El Fraile en 2013 y ha sido destacado en años anteriores por entidades como el Consejo de Europa o la Comunidad Islámica de España, atendiendo a su sentido de acto simbólico de respeto entre comunidades, intercambio entre culturas y convivencia en una sociedad diversa. Asimismo, a finales de 2015, este evento y las entidades que lo organizan fueron distinguidas con el Reconocimiento OBITen por su labor y su ejemplo “en una época enormemente convulsa, en la que es fundamental encontrar experiencias que fructifiquen en el sentido de conjugar la diversidad existente”, tal y como reconocía el texto de esta distinción.

El Ayuntamiento de Arona se viene implicando de manera decidida en el desarrollo del Rezo, en colaboración con el resto de entidades participantes. Se apoya así el trabajo comunitario y el funcionamiento de los Grupos de Participación Ciudadana y de Diálogo Interreligioso que desarrollan buena parte de su actividad desde la localidad de El Fraile, barrio que ha sido protagonista en los últimos años de la atención y el reconocimiento de entidades insulares y ajenas al Archipiélago por su apuesta por la promoción de la convivencia en un contexto de creciente multiculturalidad.

En años anteriores, esta actividad ha logrado congregar en la Plaza de la Iglesia de El Fraile (Arona) a alrededor de un centenar de personas, entre vecinos y vecinas del barrio, integrantes de las diferentes comunidades religiosas y representantes de diversas entidades y asociaciones, que se dieron cita en este encuentro que fue valorado de manera muy positiva por todos los líderes religiosos participantes como un espacio para compartir lo que une a las personas más allá de sus diferencias religiosas o culturales.

¿Difundes?