Consulta la oferta formativa

Actividades

Capacita es un programa que se centra en dotar a las personas inscritas, desempleadas con educación superior, de habilidades específicas para la búsqueda de empleo y el desarrollo de su carrera profesional. Además, se les forma en tecnologías de la información y la comunicación, así como en complementos curriculares de profesionalización. Capacita está subvencionado por el Cabildo Insular de Tenerife y financiado por el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN).

El objetivo de esta actividad es orientar y acompañar a estudiantes y personas tituladas de educación superior en su camino hacia la inserción laboral.

Una vez finalizadas las acciones propuestas, la persona quedará capacitada para acceder al mercado de trabajo tras haber desarrollado sus puntos fuertes y minimizado sus debilidades, utilizando todos los recursos que ofrece su entorno social y profesional, con conocimientos, seguridad y la actitud positiva y proactiva que se necesita para la búsqueda de empleo, el desarrollo personal y la planificación de la carrera profesional, facilitando la inserción laboral y la consecución de sus metas profesionales.

Este plan de desarrollo personal y profesional es un recorrido de tres etapas por las que las personas irán avanzando en función de las necesidades detectadas en la primera etapa.

Primera etapa.- Acogida y diagnóstico

El objetivo de esta primera etapa es establecer el perfil de la persona y plantear su plan de desarrollo personal y profesional para, en función de los resultados del mismo y en los casos en los que sea preciso, implementar las acciones de las siguientes etapas. La acogida de la persona y diagnóstico inicial de sus competencias personales y profesionales se desarrolla mediante dos acciones:

Diagnóstico competencial.- El objeto es identificar las habilidades personales y profesionales de las personas para la elaboración de su perfil.

Sesión grupal.- Autoconocimiento y proyecto profesional. Se realiza un contraste competencial entre el perfil de la persona y las exigencias del mercado de trabajo. Se trata de un acompañamiento en el descubrimiento, autodirección y creación de su propio futuro profesional de forma colaborativa en un entorno competitivo de mercado laboral.

Segunda etapa.- Seguimiento individualizado y orientación grupal

Si tras pasar por la etapa del perfil competencial se detecta que la persona necesita realizar acciones adicionales para su desarrollo personal y profesional, pasa a una segunda fase con dos acciones:

Seguimiento individualizado.- Su finalidad es realizar el seguimiento de las acciones realizadas por las personas en su proceso de desarrollo personal y profesional, así como proporcionar la información y el apoyo que sea preciso para facilitar su activación y desarrollo.

Sesión grupal.- Gestión de la marca personal. El objetivo es definir una identidad propia basada en conocimientos, actitudes y competencias, para poner en valor los aspectos personales y profesionales que permita a la persona destacar frente a otras y para lograr el posicionamiento deseado en el entorno socio laboral.

Tercera etapa.- Diagnóstico competencial final

El objetivo es el análisis de los cambios y del desarrollo de las competencias personales y profesionales como consecuencia de su participación en las acciones planteadas.

Para la elaboración de este catálogo formativo del plan de formación, compuesto de al menos cien cursos, se tienen en cuenta las necesidades marcadas por el tejido empresarial.

Es por ello que se da importancia a la relevancia que tengan los distintos contenidos para la mejora y desarrollo del tejido productivo, así como el valor que aporten los contenidos para promover la implantación de los perfiles de difícil inserción. Se priorizan las acciones formativas con metodologías activas y participativas que promuevan la creatividad, la proactividad y la innovación, y cuyos contenidos tengan un alto componente práctico y profesionalizante.

El plan de formación para la mejora del modelo productivo se divide en dos bloques:

Habilidades para el empleo: cursos que promuevan el desarrollo de la carrera profesional

Estas acciones están enfocadas a la obtención de las herramientas necesarias para promover la incorporación al mercado laboral mediante la adquisición de competencias transversales. Es formación relacionada con el desarrollo sociopersonal, la creatividad e innovación, la cultura básica empresarial, la ofimática, las habilidades comunicativas, los contenidos procedimentales, el liderazgo y la igualdad de género, entre otras.

Complementos profesionales

Se aborda en este apartado una formación que mejore las competencias del alumnado en nuevas tecnologías y comunicaciones, complementos de especialización curricular no incluidos en los planes de estudio de las titulaciones y, también, acciones destinadas a mejorar la competencia en lenguas extranjeras.

Estas acciones están enfocadas a la obtención de conocimientos profesionales adicionales, de acuerdo con la formación académica de las personas, para facilitar su incorporación al mercado laboral en un puesto acorde con la titulación que poseen o que van a poseer.

Cada vez son más difusas las diferencias marcadas en el mercado laboral debido al nivel formativo. En Canarias existe un volumen considerable de población joven que se encuentra en situación de inestabilidad y precariedad laboral, caracterizada por una alta temporalidad y sobrecualificación para el puesto de trabajo desempeñado.

Con el tiempo, la incorporación de personal altamente cualificado puede generar un cambio cualitativo en el tejido empresarial y en el modelo productivo canario.

Con la prospección para el desarrollo de formación práctica en el entorno productivo se persigue fomentar la incorporación en el tejido empresarial de personal altamente cualificado que pueda aportar nuevas herramientas y métodos innovadores.

Se trata de dar un impulso, mediante experiencias prácticas, a 210 personas recién tituladas, con el objetivo de poner en valor sus estudios y aportarles nuevas experiencias profesionales.

Para alcanzar el objetivo propuesto, se calcula una media de 30 experiencias prácticas mensuales, a través de programas de formación práctica no subvencionados y con una duración mínima de tres meses.

Será preciso contactar con, al menos, 500 empresas para informar sobre los objetivos e iniciativas del proyecto que puedan ser de interés para la incorporación de personas cualificadas en el ámbito privado. Además, se celebrarán cuatro encuentros con empresas para dar a conocer el proyecto.

Se proporcionan las herramientas necesarias para el adecuado seguimiento y evaluación del Programa y, además, se evalúa el impacto económico que produce el programa en los principales grupos de interés. El proyecto tiene un enfoque metodológico basado en principios de identificación, medición y monetización del valor extra-financiero.

Acceso rápido a los contenidos de Capacita