La Red de Ciudades Interculturales busca iniciativas que aprovechen las ventajas de la diversidad cultural

viernes 11 de enero de 2019 - 14:29 WEST

El “Desafío RECI” está enfocado a organizaciones tanto públicas como privadas y reconoce a proyectos, iniciativas o experiencias que demuestren que incorporar los principios interculturales ha permitido obtener resultados que no hubieran sido posibles sin esa “ventaja de la diversidad”.

La Red de Ciudades Interculturales (RECI), de la que forma parte la isla de Tenerife desde el año 2012, pone en marcha la segunda edición del “Desafío RECI: La ventaja de la diversidad”, un concurso que pretende poner en valor y reconocer a iniciativas, experiencias y proyectos que hayan aprovechado el enfoque de la interculturalidad para obtener mejores resultados gracias a la “ventaja de la diversidad”. Este desafío está enfocado tanto a organizaciones públicas como privadas, que podrán presentar sus iniciativas y proyectos hasta el próximo 15 de febrero.

Los proyectos que se presenten a este certamen, que pueden estar desarrollados por entidades sociales, ONG, administraciones públicas, empresas privadas, asociaciones o desde la sociedad civil, deben mostrar cómo los resultados obtenidos han incorporado los principios interculturales. Tienen que poder medirse cuantitativa y/o cualitativamente y mostrar cómo esos resultados se han conseguido gracias a la diversidad cultural, de manera que sin la “ventaja de la diversidad” no hubiera sido posible lograrlos.

Las bases del “Desafío RECI” explican que la diversidad plantea “tanto complejidades como oportunidades para el desarrollo global de la sociedad a todos los niveles”, por lo que destacan que, “para poder aprovechar las oportunidades que se derivan de la diversidad de saberes, conocimientos, experiencias y perspectivas, y que se pueden traducir en mayor riqueza a todos los niveles, consideramos que es necesario abordar la diversidad desde los principios de la interculturalidad (igualdad, reconocimiento de la diversidad e interacción positiva)”.

La entrega de premios para las iniciativas que resulten seleccionadas tendrá lugar en el mes de abril de 2019 y el reconocimiento incluye la invitación a un acto del Consejo de Europa para la presentación del proyecto galardonado. Para poder participar en el desafío hay que rellenar un formulario online que se puede encontrar en este enlace: http://bit.ly/DesafíoRECI18.

El consejero de Empleo, Comercio, Industria y Desarrollo Socioeconómico del Cabildo de Tenerife, Efraín Medina, afirma que “formar parte de la Red de Ciudades Interculturales ha supuesto muchas aportaciones para la isla de Tenerife, ya que es una red de ciudades y territorios que nos permite compartir todo lo que estamos haciendo en materia de gestión de la diversidad cultural de manera que aprendemos mucho de otros territorios y otros lugares aprenden de lo que nosotros hacemos. Este desafío nos da la oportunidad de mostrar lo que siempre decimos, que la diversidad cultural genera beneficios para la sociedad y seguro que en Tenerife hay muchas experiencias que lo demuestran”.

Por su parte, el vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la Universidad de La Laguna, Francisco García, asegura que “somos firmes defensores de la idea de que la diversidad cultural supone una ventaja y una aportación para nuestra sociedad a muchos niveles, tal y como reconocen cada vez más expertos a nivel internacional. Este concurso ofrece la oportunidad de visibilizar esas experiencias o proyectos que demuestran con hechos esas afirmaciones”.

El “Desafío RECI” seleccionará a las iniciativas reconocidas teniendo en cuenta que la diversidad cultural sea un factor sin el cuál no se hubieran obtenido resultados positivos, junto a criterios como su impacto positivo en la sociedad; su grado de innovación; su eficacia y sostenibilidad en el tiempo; y la capacidad del proyecto de inspirar y ser adaptado y desarrollado en otros territorios.

Como ejemplo de las iniciativas que se buscan en este certamen, en la edición de 2016/2017 se reconoció a la Policía Local de Fuenlabrada, por su proyecto de Gestión Policial de la Diversidad incorporando la perspectiva de la diversidad y la inclusión como elemento central de la política de seguridad del municipio; a la Escuela Joaquim Ruyra (Hospitalet del Llobregat), por su método pedagógico que permite que el alumnado aprenda a valorar la diversidad como herramienta clave para su aprendizaje; a la iniciativa MOB/MAKERS OF BARCELONA, un espacio de co-working con gran diversidad cuyo objetivo es crear comunidades colaborativas e innovadoras; y a la Escuela de tendencias urbanas y micro abierto del Ayuntamiento de Logroño, un espacio libre de encuentro que se ofrece a la infancia y juventud para que desarrollen sus capacidades a través del arte y la cultura urbanas nutriéndose de la diversidad para mejorar su desarrollo.

¿Difundes?