La ULL, a la vanguardia en educación con ‘Campus Teach’

martes 20 de noviembre de 2018 - 14:19 WET

“Las metodologías activas no son algo nuevo”. Eduardo Negrín, experto en el uso didáctico de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, insiste, en la secuela de su ponencia en ‘Campus Teach’, en que ya hubo un avivado espíritu innovador y emprendedor en algunos clásicos de la enseñanza, como Pestalozzi, Montessori o Freinet, a quienes identifica como los verdaderos precursores de la “escuela nueva”. No obstante, las metodologías docentes han evolucionado. En los últimos años, la tecnología digital se ha convertido en una herramienta más, igual de válida que las tradicionales pizarras de aula, al servicio de la comunidad docente. 

De todo esto se habla en los corrillos que forman profesorado y alumnado de Magisterio en los pasillos de la Facultad de Educación de la ULL, tras el cierre de la segunda jornada de ‘Campus Teach’. Esta propuesta formativa, nacida en la Fundación General de la Universidad de La Laguna, estuvo centrada en promover la cultura del emprendimiento en los centros educativos de Canarias. Para Jorge González, creador del blog ‘Estos Locos Bajitos’, “cualquier iniciativa que se haga para innovar, mejorar o mostrar todo lo que hacemos dentro del aula, funciona”. Probablemente, Pestalozzi, Montessori y Freinet hubieran pensado lo mismo.  

“Yo creo que hay dos bandos, dos extremos”, confiesa Lucía Quintero, mejor docente de Secundaria de España en 2017. Aun así, en su cabeza habita el pensamiento de que no hay nadie en el profesorado que no quiera aplicar las tecnologías emergentes a su respectiva metodología. Lucía habló de la coexistencia de tres conceptos intangibles: realidad virtual, emprendimiento y enseñanza. Jugó con ellos de forma práctica. Y los adaptó a su taller, ‘Realidad Virtual para Emprender’, con el objetivo de mostrar que la unión de esas tres ideas podría dar sus frutos, siempre y cuando “se permita al profesorado implementar estos cambios cuando quiera”.

Las caras del colectivo docente, muchos de ellos en el papel de alumnado en ‘Campus Teach’, reflejaban satisfacción por lo productivo que estaba siendo el evento para ellos. Sobre todo, durante el descanso que hubo entre la ponencia de Eduardo Negrín y los tres talleres simultáneos que se impartieron, apenas media hora después, en el aulario de la Fundación General de la Universidad de La Laguna. Esa percepción la compartió Miqueas Fortes, CEO de Digital CODesign, para quien el agrado que mostraban las personas participantes por el transcurso de las jornadas era algo lógico: “Es normal, el profesorado no puede estar siempre al tanto de las tecnologías que salen diariamente, y este tipo de iniciativas ponen fácil la renovación de sus conocimientos”.

Tecnología para el emprendimiento en el aula

A pesar de la lluvia y el frío que hizo en los exteriores de la Facultad de Educación de la ULL, nadie faltó a su cita con Eduardo Negrín. Junto a él, el profesorado hizo un largo viaje hasta la ‘Educación 2.0’, y mucho más allá. “En la charla partimos de una base. Explicamos el contexto de la sociedad red, sociedad de la información y sociedad del conocimiento, para que el estudiantado sepa cómo filtrar todo lo que llega, separando lo riguroso, lo relevante, de lo que no lo es”, explica.

«El profesorado tiene que aprender competencias digitales docentes, que le permita hacer uso de estos recursos de forma intencional»

“De todos modos” –prosigue- “para conseguirlo a través de la tecnología, el profesorado tiene que aprender competencias digitales docentes, que le permita hacer uso de estos recursos de forma intencional”. En términos prácticos, lo que quiso decir el experto en el uso didáctico de las TIC’S aplicadas a la educación, es que no se trata solo de meter la tablet o la cámara en el aula, sino saber para qué se hace y cuáles son sus objetivos.

Antes de seguir con su explicación, Eduardo Negrín vuelve a recurrir a Freinet, para incidir en que las metodologías activas no son nada nuevo. “Freinet introdujo las imprentas en la escuela para que los estudiantes hicieran el conocimiento suyo y comprendieran lo que sucedía a su alrededor, reconstruyéndolo a través de un periódico escolar”. Esta implicación emocional del alumnado con la realidad, a la que hace referencia Negrín, y la capacidad de generar contenidos por sus propios medios, no solo fortalece los aprendizajes, sino también convierte a las personas en “sujetos activos”.

Flippeando y emprendiendo

Tras un breve resuello, el alumnado de ‘Campus Teach’ se trasladó al aulario de la Fundación General de la ULL, para participar en alguno de los tres talleres simultáneos que allí se impartieron. Jorge González comprobó que todo estaba bien, mientras llegaban los que por unas horas fueron sus pupilos. Con una sonrisa de oreja a oreja, desgranó lo que fue su taller: “Se enmarca en las metodologías activas, concretamente, en las clases invertidas”. Estas últimas, consisten en trabajar antes, durante y después de las clases.

«Se acabará imponiendo, simplemente, por el hecho de que muchos docentes se irán jubilando y los que vienen ya son nativos digitales»

El objetivo de ‘Flippeando y emprendiendo’ pasa por profundizar en cuestiones relacionadas con “la neuroeducación, para motivar al personal y resetear todos esos cerebros”, detalla Jorge. Cuando se le preguntó por los profesores/as más escépticos, en relación a la aplicación de las metodologías activas, él opina que el uso de la tecnología “se acabará imponiendo, simplemente, por el hecho de que muchos docentes se irán jubilando y los que vienen ya son nativos digitales”.

Al creador de ‘Estos Locos Bajitos’ le gustan los detalles. El sonido. Las herramientas que utiliza. El ambiente que quiere generar en su taller. Respecto a la tecnología, piensa que “hay que incluirla en el aula, pero de forma que no se note que las estamos usando y empleándolas solo cuando las necesitemos”.

Movimiento maker en el aula

Un par de aulas más allá, aguardó el ingeniero electrónico y CEO de DigitalDesign, Miqueas Fortes, otro de los instructores/as de los talleres correspondientes a la segunda jornada de ‘Campus Teach’. Su objetivo principal es que la comunidad docente aprenda a “incluir toda esta tecnología 3D y electrónica, y vean cómo están siendo de gran utilidad en las aulas”.

«Todo está cambiando muy rápido, así que, alumnado y profesorado tienen que acostumbrarse»

Para Miqueas, no hay un punto que separe a las tecnologías emergentes y metodologías activas. Su modo de verlo es tajante. “Cuanto más, mejor”. Para explicarlo, incide en que “todo está cambiando muy rápido, así que, alumnado y profesorado tienen que acostumbrarse, cuanto antes, al uso de las TIC’s, software libre, hardware libre, impresión 3D, electrónica o programación”.

Por otro lado, Miqueas Fortes entiende que la tecnología está creciendo a un ritmo dispar respecto a la enseñanza. “Lo que está ocurriendo es que todo esto forma parte del conocimiento popular y es importante transmitirlo a personas en edades más tempranas”, afirmó. Todo esto está relacionado con el proceso emprendedor y, por tanto, es sumamente importante para los emprendedores y emprendedoras. A fin de cuentas, “un emprendedor/a que conozca sobre programación a niveles básicos, ya tiene adquiridas unas competencias aprovechables en un modelo de negocio concreto”.

Realidad Virtual para Emprender

Lucía Quintero fue designada la mejor docente de Secundaria de España en 2017. Cuando habló cariñosamente de los dos bandos que existen en el profesorado, ella se situó entre las que ama y adora la tecnología educativa. Su taller en ‘Campus Teach’ versó sobre el uso de la realidad aumentada en el aula por parte del colectivo docente.

«Ese salto no solo dependa de que el profesorado quiera o no quiera aplicarlas, sino que la dotación real, por ejemplo, de los centros públicos, tiene que acompañar»

Su objetivo fue “potenciar la competencia emprendedora del alumnado y que el profesorado vea qué uso se puede hacer de estos recursos en su futuro laboral”. Sin embargo, Lucía Quintero advirtió que las tecnologías emergentes están tardando en llegar, lo que justifica que “ese salto no solo dependa de que el profesorado quiera o no quiera aplicarlas, sino que la dotación real, por ejemplo, de los centros públicos, tiene que acompañar”.

La docente piensa que hay que buscar espacios de encuentro, en los que las personas que están haciendo usos creativos e incluyen constantemente innovaciones, compartan sus conocimientos con el resto de profesionales y estudiantado de Magisterio. “Estos espacios de encuentro tienen que existir porque sin ellos no nos daríamos cuenta de las distintas formas que se están utilizando para integrar las tecnologías emergentes en el aula”.

Entre risas, Lucía Quintero planteó la siguiente cuestión metafórica: “¿Y si la gente que se acerca a ‘Campus Teach’ planta una semillita que germina y abre nuevos caminos?” Acto seguido, se le preguntó si creía que esto iba a pasar. “Yo creo que sí”, reafirmó, afianzando su seguridad. “A todos los que estamos metidos en el mundo de la innovación nos gusta que se abran nuevos caminos que permitan seguir mejorando”. Quien sabe, igual ‘Campus Teach’ sirvió para plantar esa semilla en los nuevos Pestalozzi, Montessori y Freinet.

¿Difundes?