Tenerife Isla Colaborativa se cierra con propuestas en economía, participación, movilidad o vivienda

viernes 01 de diciembre de 2017 - 13:45 WEST

El pasado lunes 27 de noviembre tuvo lugar la jornada participativa con la que llegaba a su fin la tercera edición del evento Tenerife Isla Colaborativa, coorganizado en esta ocasión por la Universidad de La Laguna y la Asociación Commonomia. La jornada participativa se planteaba como objetivo constituir grupos de trabajo para diez temáticas preseleccionadas, que a lo largo del día llegasen a proponer acciones o políticas concretas de desarrollo territorial apoyados en iniciativas comunitarias.

Al evento asistieron casi un centenar de personas de diferentes ámbitos, desde técnicos de administraciones locales e insulares, profesores universitarios, investigadores y estudiantes, hasta miembros de entidades sociales y ciudadanos interesados. En el taller se tomaron como inspiración las experiencias y modelos de políticas desarrolladas en más de 70 ciudades de todo el mundo y que se recopilan en el libro “Sharing Cities: Activating the Urban Commons”. De hecho, el propio Tom Llewelyn, coordinador de la publicación, estuvo presente en la jornada actuando como facilitador.

Algunos de los proyectos que se presentaron en los grupos de trabajo fueron los siguientes:

Finanzas. La mesa de finanzas presentó un proyecto para construir un modelo de autonomía financiera cívica que se apoyaría en tres herramientas: una moneda complementaria (se aprovecharía el actual proyecto de la moneda NEXOS); un sistema de mutualización de créditos similar al de SARDEX en Cerdeña (que también podría desarrollarse desde NEXOS) y un programa de educación económico financiera que permitiera a los ciudadanos entender y compartir los fundamentos, la necesidad y los objetivos del modelo que se construyese.

Participación. Entendida la participación, la colaboración y la creación colectiva como aspectos fundamentales en todas las iniciativas y transversal al resto de temáticas, la propuesta elegida en esta mesa ha sido la de crear una red de conocimiento para dotar de herramientas participativas y colaborativas a todas las personas y sectores del territorio para promover cultura participativa, generar dinámicas colaborativas y desarrollar iniciativas de manera colectiva.

Producción. Las políticas y leyes relacionadas con la producción están desfasadas y vienen de una era industrial capitalista. La manera de cambiar estas leyes es concienciando a los legisladores del futuro, los niños, para que trabajen con una serie de valores y herramientas como la creatividad, la innovación, el código abierto, el emprendimiento, la actividad artística, etc.

Y para ello, desde el grupo de trabajo se propuso utilizar espacios como los “vacíos urbanos”, para que los niños los transformen en lo que ellos decidan mediante su participación como ciudadanos. Los niños y niñas serían los protagonistas de esa transformación, ayudados de monitores/facilitadores que les darán las herramientas que les hagan falta en cada momento para fabricar lo que necesiten.

Cuidados. La mesa de cuidados presentó un programa denominado THEMIS para conseguir una sociedad más justa e igualitaria. Se establecieron objetivos específicos y operativos para trabajar cuatro campos relacionado con el cuidado en el hogar. 1. Creación de ayudas y beneficios fiscales a las empresas. 2. Formación al cuidador/a. 3. Acompañamiento profesional sociosanitario. 4. Herramientas telemáticas innovadoras.

Turismo. El proyecto propuesto “Factoría de diseño de experiencias turísticas” se plantea dar respuesta a la creación de un espacio para ayudar al diseño, impulso y acompañamiento de experiencias turísticas en el marco de iniciativas locales, como vía de aprovechamiento del potencial de producción turística que disponen los recursos del territorio en campos diversos: turismo activo, producciones agroalimentarias, disfrute de ocio en la naturaleza, interpretación del patrimonio y la cultura local, etc.
Se convierte en el vehículo para tratar de consolidar la red de iniciativas de productos y experiencias locales.

Movilidad. En esta temática se propuso como proyecto constituir una Plataforma por la Movilidad en Tenerife, si bien inicialmente podría plantearse exclusivamente en el área metropolitana para facilitar su constitución. Se trata de crear un espacio de participación y de diálogo donde se encuentren representados los distintos grupos de interés, que se reúna con carácter periódico y con una agenda concreta que permita avanzar y generar propuestas operativas para llevar a cabo políticas más consensuadas que tengan en cuenta las problemáticas de los diferentes colectivos.

Este tipo de espacios han mostrado ser muy fructíferos en otras áreas metropolitanas con serios problemas de movilidad y, entre otros logros, han posibilitado el éxito de instrumentos como los planes de movilidad urbana sostenible, como sucedió en el caso de Barcelona. En esta mesa se podrían proponer y someter a consideración la adopción de múltiples soluciones que ya están poniendo en práctica con éxito en muchas ciudades y que en muchas ocasiones se trata de implementar herramientas y principios que se proponen desde la economía colaborativa y del procomún, y que gracias al uso de la tecnología facilitan prácticas más eficientes en el uso de los distintos tipos de vehículos y en la gestión de la movilidad.

Vivienda. A pesar de que la Constitución Española garantiza el derecho a la vivienda, el contexto del acceso a la misma en España está altamente condicionado por el mercado inmobiliario. Desde la mesa colaborativa de vivienda se apuesta por el desarrollo de un modelo de promoción y acceso a la vivienda basado en el procomún que proponga una estructura de la propiedad diferente a la que tradicionalmente se ha usado tradicionalmente en España. Un modelo de acceso a la vivienda en el que el valor de uso se antepone al valor especulativo de la vivienda y constituye una alternativa real a los problemas de vivienda, sobre todo en este momento en el que sufrimos las consecuencias derivadas de la excesiva mercantilización de los bienes inmobiliarios.

Este nuevo modelo tiene que ser sostenible en sus tres vertientes (ecológica, económica y social), tiene que estar patente en todo el ciclo de vida de la vivienda (desde la promoción hasta el desmantelamiento o cambio de uso), tiene que ser participativa, ha de anteponer el valor de uso frente al valor especulativo y tiene que ser un modelo evaluable de forma continua. A partir de este nuevo modelo se propone la creación de la primera cooperativa de vivienda en cesión de uso de Canarias.

Al final de la jornada se presentó brevemente la Red Canaria de Cooperativas de Plataforma, como recurso que puede ser utilizado para conectar y promover la participación en cada una de las temáticas que se consideran estratégicas para el desarrollo de un modelo económico que pone en el centro a las personas. Los asistentes mostraron su satisfacción con la celebración de esta jornada y se emplazaron a convocar una próxima reunión para seguir avanzando los proyectos esbozados.

¿Difundes?