Caso de Éxito: Tivity

lunes 18 de septiembre de 2017 - 13:46 WEST

 La Unidad de Emprendimiento de la Fundación General universitaria presenta un nuevo caso de éxito empresarial en Canarias. Hoy es el turno de presentar a «Tivity», una plataforma de actividades sostenibles donde podrás conocer gente a la vez que realizas tus actividades favoritas de forma económica. Una empresa creada con la colaboración, asesoramiento y acompañamiento de Emprende.ull

¿Por qué decidiste emprender?

Teníamos varias ideas, pero algo que teníamos en común era el senderismo. Por ese entonces vivíamos en Alemania y teníamos dos opciones, o nos quedábamos a trabajar allí o veníamos aquí para intentar empezar un proyecto de senderismo con un enfoque de turismo sostenible.

La razón más personal era la responsabilidad, porque ves que el desarrollo turístico tiene éxito, pero luego no repercute en la calidad ni en la cantidad de trabajo para la población local y una vez has detectado el fallo, surge la responsabilidad de al menos, intentar cambiar las cosas.

¿Cómo emprendiste o desarrollaste tu negocio?

Comenzamos a emprender con un enfoque social. Fue con la constitución de una asociación que se llamaba “Desaplatánate”, que se basa en hacer un turismo de ocio y turismo accesible y sostenible que trabaja con las líneas de educación medioambiental.

Aprendimos mucho de los lugares de la isla, de todos los lugares que actualmente son  patrimonio natural y cultural. Nos sacamos la habilitación de guías de turismo oficiales y luego seguimos evolucionando y posteriormente constituimos la marca Tivity, con la intención de alcanzar un mercado internacional.

Esta marca resume las dos líneas que queremos consolidar.Por un lado, la parte de actividades (Activity) como profesionales del turismo ofreciendo diferentes productos, todos con la visión de sostenibilidad y desarrollo local. Por otra parte, queremos fomentar el lado de conectividad (Conectivity) que queremos desarrollar a medio-largo plazo a través de una plataforma de actividades, aprovechando todas las características de las redes sociales. La asociación se mantiene desarrollando las líneas de educación medioambiental local y voluntariado que nos aporta desarrollo personal y y aumenta las garantías sociales y de sostenibilidad del proyecto.

¿Qué quieres conseguir? ¿Cuál es tu objetivo final con este proyecto o empresa?

Nuestro objetivo es ofrecer una alternativa turística sostenible en un sentido amplio a un turismo de masas en Canarias, es decir, que mejore la realidad socio-económica del lugar, pero sin cambiar su identidad permitiendo su desarrollo y de oportunidades para su gente y no tenga un impacto medioambiental en el entorno. Además, con la plataforma queremos permitir que otros colectivos se puedan unir dentro de este mismo movimiento. No solamente poder ganarnos la vida con estas actividades sino cambiar una realidad para mejorar la empleabilidad y el desarrollo local.

¿Cúal fue la propuesta de entrenamiento?

Si quieres probar sí el modelo funciona o conseguir un aprendizaje es muy aconsejable empezar con una asociación, sobre todo si tu proyecto tiene un fin social, medioambiental o más allá de un fin económico. De esta manera se puede probar o validar la idea sin una presión fiscal tan alta.

¿Cuándo nació la empresa?

Como asociación comenzamos en septiembre de 2014 y en 2016 ya nace oficialmente la empresa y comenzamos a trabajar como guías de turismo de autónomos.

¿El equipo inicial se ha mantenido?

No. Constituimos la sociedad un grupo de amigos, sin embargo, no todos vieron el proyecto como un trabajo serio y finalmente abandonaron el proyecto, por lo que Tanja y yo continuamos solos, siendo desde el principio el motor del proyecto.

Han sido muy importantes las colaboraciones de profesionales externos en los que nos hemos apoyado en distintos ámbitos en especial de aquellos que comparten espacio con nosotros en este espacio colaborativo (espacio colaborativo El Salón, Tegueste), sin olvidar a las personas que han realizado prácticas con nosotros. Sin su ayuda, no habríamos podido llegar al punto en el que estamos.

¿Qué dificultades o errores habéis tenido al crearla y/o mantenerla?

Uno de los mayores errores fue que al principio nos enfocamos mucho más en el fin último del proyecto que en su rentabilidad y esto dificulta el funcionamiento positivo de la empresa a nivel económico. No enfocarnos en la productividad sino buscar más en los fines de la asociación y hacer el servicio más accesible, ha sido el mayor error, llegando a desequilibrar la sostenibilidad económica del proyecto.

En este sentido, al principio tuvimos dificultades en cuanto al compromiso de los participantes. Como en ese entonces éramos asociación, ofertamos algunas visitas de forma gratuita para conocer nuevas rutas y promocionar el servicio, pero nos dimos cuenta que muchas personas que se habían inscrito, luego no asistían y se perdía la conexión con ellos.

Además, también vimos que muchas personas creían que el servicio debía ser siempre gratuito, ya que nosotros éramos asociación, no viendo que el servicio al que estaban accediendo tenía un coste. En otros casos también hemos constatado que muchos clientes locales no perciben el valor de los servicios con respecto a su precio.

¿Qué logros o aciertos se han conseguido hasta el momento?

Uno de nuestros aciertos ha sido ser tenaces y ahora se empieza a ver este esfuerzo y se constata que el proyecto es serio y real. Además, ya comienzan a revertir en satisfacción personal y a dar resultados económicos incipientes. En definitiva, hemos conseguido tener la empresa como marca, tenemos gente que nos sigue, y hemos conseguido identificar nichos que se podrían explotar. A día de hoy,  hemos logrado mantenernos y comenzamos a ver resultados.

¿Qué producto/servicio a destacar te diferencian?

Lo que nos diferencia es la interpretación de las rutas y el enfoque sostenible. Preparamos las rutas, vamos haciendo paradas y explicamos e interpretamos cada punto por el que trascurre la ruta. No es solo caminar, es descubrir tu entorno de una manera única, amena y tematizada.

¿Otros productos y servicios de Tivity?

Contamos con diferentes rutas y actividades de diferentes categorías, (naturaleza, gastronomía…) como “Tapateando por la laguna”, que consta de una visita guiada por la ciudad y la degustación de tapas en diferentes restaurantes o una ruta tecnológica en la que buscamos el famoso tesoro de Amaro Pargo a través de un juego de pistas y otras rutas que ofrecemos al público extranjero.

Seguimos trabajando en el desarrollo de nuevas actividades originales. Además, contamos con un vehículo nuevo de ocho plazas habilitado para el transporte de pasajeros, aportando un valor adicional y una solución logística a nuestras actividades de senderismo.

¿Se han cumplido tus expectativas iniciales?

Las expectativas, a nivel personal y de proyecto, sí las hemos conseguido. Ya somos guías profesionales, educadores ambientales y con una capacidad avanzada para crear proyectos. Trabajamos en la naturaleza, descubrimos y enseñamos los valores patrimoniales únicos que tiene Canarias..¿qué más se puede pedir?

¿Volvería a emprender?

Sí, sin duda. Sí tienes capacidades e inquietudes emprendedoras, puede ser la solución a tu problema. De hecho, más allá del éxito o fracaso del proyecto, el aprendizaje que hemos tenido ha sido incalculable y el saber que trabajas por tus sueños, es algo que nos hace sentirnos muy realizados.

¿Qué es lo que te ha resultado más difícil de poner en marcha una empresa?

Lo más difícil es la carga fiscal a la que hay que hacer frente. Además, la normativa está un poco oxidada en ciertos aspectos y no se adapta bien a las figuras jurídicas. Otro aspecto fue la escasa ayuda a nivel económico, ya que no ofrecen tantos recursos útiles para favorecer el emprendimiento.

¿Qué valoras de Emprende.ull? ¿Qué le dirías a otros usuarios/as sobre la ayuda que presta y sobre la iniciativa de emprender?

Es un servicio muy completo y además siempre lo recomendamos. Son un equipo joven, dinámico y altamente cualificado que deberían de aprovechar al máximo porque son de gran utilidad.

Si solo vivimos una vez, que menos que intentar luchar por nuestros proyectos. Y si al final de la jugada, todo sale mal, nadie podrá reprocharnos que no lo hemos intentado, ni nadie podrá quitarnos lo bailado.

 

¿Difundes?