Servicio de idiomas

  • En 2014 el Servicio de Idiomas de la Universidad de La Laguna (SI) cumple veinte años de dedicación a la formación en lenguas extranjeras tanto para la comunidad universitaria como para la sociedad canaria en general. Dos décadas en las que su oferta de idiomas, su método y su administración han evolucionado adaptándose a una demanda creciente y cada vez más exigente.

    Conoce el Servicio de Idiomas de la ULL from Fundación General ULL on Vimeo.

     

    Hoy por hoy, tomando como referencia los datos de 2012, más de 3.500  personas estudian idiomas en este centro, gestionado por la Fundación General de la Universidad de La Laguna.  Y su perfil ya no se limita únicamente a estudiantes de la propia universidad sino que se ha ampliado a cualquier tipo de persona: profesionales con deseos de reciclarse, personas ya jubiladas, personal investigador etc.

    La sede del Servicio de Idiomas se sitúa en el corazón de la Universidad de La Laguna, en su campus central, pero cumpliendo con su objetivo de llegar a toda la sociedad canaria ha iniciado experiencias docentes en otros puntos como el municipio de Adeje y Los Realejos o las islas de La Palma o Lanzarote. 

    Como resultado de la preparación de su profesorado, la profesionalidad de su personal administrativo, el nivel de organización, la calidad de sus instalaciones y la diversidad de sus cursos el SI se sitúa como un referente para la enseñanza de lenguas extranjeras en las Islas Canarias. 

    Profesorado del Servicio de Idiomas de la Universidad de La Laguna

    Profesorado del Servicio de Idiomas de la Universidad de La Laguna

  • El Jefe de Estudios, Reinhard Duglay, te explica la forma de enseñar en el SI: 

     

    Reinhard Duglay
    La metodología que se persigue en los cursos de idiomas del Servicio de Idiomas es una metodología comunicativa. Se considera la comunicación como un fenómeno que implica mucho más que la mera corrección gramatical y el aula es entendida como un espacio de comunicación.

    El fin del planteamiento metodológico es que los alumnos y alumnas sean capaces de desenvolverse en situaciones reales de comunicación por lo que tienen importancia tanto el aprendizaje consciente de reglas y la práctica de aspectos gramaticales como el aprendizaje no sistemático basado en la propia experiencia. Se trata de practicar en clase procesos de comunicación que permitan posteriormente la transferencia a situaciones reales. El alumno se convierte en responsable de su propio aprendizaje y tiene un papel activo en clase.

    El aprendizaje no se considera como una incorporación lineal de conocimientos sino una progresión. Por lo tanto, el valor que el error adquiere es muy importante; es un elemento fundamental en dicha progresión.

    La función esencial del profesorado consiste en facilitar o posibilitar el aprendizaje del alumnado. Para poder desarrollar esta función, el profesor/a se esfuerza por conocer las necesidades comunicativas de sus alumnado y sus expectativas con respecto al propio aprendizaje, lo que se hace posible a través del diálogo y de la observación.

    Las actividades, tanto las de aprendizaje como las de comunicación, son el medio más apropiado para que los alumnos activen las estrategias adecuadas y recursos lingüísticos y no lingüísticos. Las actividades integran las diferentes destrezas de forma natural y están adaptadas al nivel de competencia del alumno.

    La tarea es un instrumento idóneo para la organización de actividades en el aula y comprende una serie de actividades mediante las cuales se concreta lo que los alumnos han de hacer con la información que se les proporciona.

     

    La Laguna, enero de 2014
    Reinhard Dlugay
    Jefe de Estudios del Servicio de Idiomas de la ULL
  • Periódicamente se realizan  convocatorias de examen para facilitar las  "Acreditaciones de dominio de Lengua Extranjera", válidas para Grado, Máster y Programas de Movilidad de la Universidad de La Laguna y para otros centros de formación.

    La aceptación o no de estos certificados dependen de cada centro. En el ámbito canario su aceptación está garantizada tanto en la Universidad de La Laguna como en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 

    Actualmente la mayoría de los másteres oficiales exigen acreditación en el conocimiento de una lengua extranjera como requisito para la matrícula.

    Más información

     

    PROCEDIMIENTO DE INSCRIPCIÓN

    Para poder realizar las pruebas las personas interesadas deberán formalizar la matrícula a través de la sede de la Fundación o bien acudir directamente a la secretaría de la Fundación General.

    Las personas que superen la prueba recibirán una certificación del Servicio de Idiomas.

  • Contamos con una plantilla fija de profesorado que se encarga de la docencia programada cada cuatrimestre pero además cuenta con una bolsa de empleo de profesorado de idiomas que se actualiza de forma permanente y cuya finalidad es:

    • Favorecer la incorporación de profesores/as de idiomas que puedan impartir cursos cuya demanda no puede ser cubierta por la plantilla fija.
    • Incorporar la enseñanza de idiomas con demanda creciente que no están presentes en la oferta actual.
    • Crear un grupo de reserva de profesores de idiomas para cubrir las necesidades formativas específicas que se produzcan a lo largo del curso.
    • Reemplazar las posibles bajas que se produzcan a lo largo del curso académico.

    Las personas que deseen incorporarse a la bolsa de trabajo deberán cumplir con los siguientes requisitos:

    • Estar en posesión del título de doctorado, licenciatura, ingeniería, arquitectura o el título de grado correspondiente u otros títulos equivalentes a efectos de docencia.
    • Acreditar el dominio de una o varias lenguas extranjeras, con excepción de los candidatos a la bolsa de profesores de español como lengua extranjera.

    Si estás interesado/a puedes apuntarte  en el siguiente enlace.

  • El  Marco Común Europeo de Referencia para la Lengua describe la habilidad lingüística en una escala de niveles que parte del A1 de los principiantes y llega hasta el C2 de aquellos que dominan una lengua. El objetivo es permitir que todos aquellos relacionados con la enseñanza o los exámenes de idiomas (estudiantes, profesores, formadores, etc.) puedan identificar con facilidad el nivel correspondiente a las diferentes titulaciones. También facilita a empleadores e instituciones educativas la comparación de titulaciones y su relación con los exámenes oficiales o comunes en sus propios países.

    Para el Servicio de Idiomas de la ULL las competencias establecidas por el Marco Común Europeo de Referencia para la Lengua son el soporte fundamental en la descripción de la enseñanza, aprendizaje y evaluación de los idiomas que enseñamos; por eso hemos articulado nuestra oferta de cursos en base a él y a las horas lectivas estimadas de enseñanza/aprendizaje para cada nivel e idioma, optando por dividir cada uno de los niveles del MCER en subniveles que se imparten en cursos de 50 horas. La siguiente tabla ilustra el tiempo estimado de aprendizaje para un hispanohablante que quiera aprender inglés o alemán, otros idiomas pueden requerir más o menos tiempo, en función de su similitud o dificultad.

    MCER

     

    El modelo que propone el MCER se basa en un enfoque centrado en la acción que considera a los usuarios de la lengua como agentes sociales,  es decir, miembros de una sociedad que tiene tareas que llevar a cabo en un entorno específico. Este enfoque centrado en la acción reflexiona sobre la importancia de los factores lingüísticos y extralingüísticos de la comunicación y de las características y competencias individuales de quienes participan en diversas interacciones.

    El uso de la lengua — que incluye el aprendizaje— comprende las acciones que realizan las personas que   desarrollan una serie de competencias entre las que se encuentra la competencia comunicativa.

    Se puede considerar que la competencia comunicativa comprende varios componentes: el lingüísticoel sociolingüístico el pragmático. Se asume que cada uno de estos componentes comprende, en concreto, conocimientos, destrezas y habilidades.

    Las competencias lingüísticas incluyen los conocimientos y las destrezas léxicas, fonológicas y sintácticas, y otras dimensiones de la lengua como sistema.

    • Las competencias sociolingüísticas se refieren a las condiciones socioculturales del uso de la lengua.
    • Las competencias pragmáticas tienen que ver con el uso funcional de los recursos lingüísticos (producción de funciones de lengua, de actos de habla) sobre la base de guiones o escenarios de intercambios comunicativos. También tienen que ver con el dominio del discurso, la cohesión y la coherencia, la identificación de tipos y formas de texto, la ironía y la parodia.
    • La competencia lingüística comunicativa que tiene el alumno o usuario de la lengua se pone en funcionamiento con la realización de distintas actividades comunicativas y estrategias que el MCER identifica como la comprensión, la expresión, la interacción o la mediación (en concreto, interpretando o traduciendo). Cada uno de estos tipos de actividades se hace posible en relación con textos en forma oral o escrita, o en ambas.

    Como procesos, la comprensión y la expresión (oral y escrita) son obviamente primarios, ya que ambos son necesarios para la interacción, y eran las destrezas básicas contempladas por el sistema tradicional de clasificación.

    El MCR contempla dos nuevas categorías: la interacción y la mediación. En la interacción, al menos dos individuos participan en un intercambio oral o escrito en el que la expresión y la comprensión se alternan y pueden de hecho solaparse en la comunicación oral. Aprender a interactuar, por lo tanto, supone más que aprender a comprender y a producir expresiones habladas.

    Tanto en la modalidad de comprensión como en la de expresión, las actividades de mediación, escritas y orales, hacen posible la comunicación entre personas que son incapaces, por cualquier motivo, de comunicarse entre sí directamente, como por ejemplo, cuando es necesaria una traducción.

    En el Servicio de Idiomas de la ULL nos esforzamos para seguir las pautas que el MCER nos ofrece tanto en el diseño y oferta de nuestros cursos, como en nuestra metodología y exámenes de acreditación, resaltando el valor de las diversas competencias y cuidando el tratamiento que damos a la enseñanza-aprendizaje de la lengua oral.

    Descarga nuestro cuadro de referencias aquí: MCER

    Más información: 

    Niveles comunes de referencia: escala global

    Niveles comunes de referencia: competencias y autoevaluación

    Niveles comunes de referencia: evaluación uso lengua hablada

    Capítulo 3. Niveles comunes de referencia (extenso)

Cambridge ESOL Language Assessment International English Language Testing System Certificazione di Italiano come Lingua Straniera Aula virtual de español Trinity College London GESE