En esta nueva edición del proyecto educativo “Enseñar para Emprender” participan 500 alumnos y alumnas de Educación Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria de los centros escolares del área lagunera.  La iniciativa comenzó el pasado mes de enero y a través de ella, los niños y niñas simularán la creación y gestión de una cooperativa en la que fabricarán productos que, posteriormente, serán vendidos en una feria, organizada el próximo 22 de mayo.

La cuarta edición del proyecto educativo “Enseñar para Emprender” se inició el pasado mes de enero. A través de él, se están desarrollando actividades y talleres para el fomento de la cultura emprendedora entre 500 alumnos de catorce centros educativos, incluidos dos centros de educación especial, del municipio de San Cristóbal de La Laguna. Esta intervención en el municipio surge gracias a la financiación y el apoyo del Ayuntamiento de La Laguna y será ejecutada por la Unidad de Emprendimiento de la Fundación General de la Universidad de La Laguna. Cualquier centro escolar que quiera participar en este proyecto educativo, todavía puede hacerlo poniéndose en contacto con el equipo técnico encargado del proyecto.

En los centros educativos participantes se han impartido los primeros talleres con el objetivo de  promover entre los niños y niñas de Educación Primaria y Educación Secundaria obligatoria, con edades comprendidas entre los 8 y 15 años, conductas y actitudes de colaboración, coordinación, superación de conflictos y asunción de problemas y responsabilidades. En las tres ediciones anteriores de EPE, han participado más de mil quinientos niños y niñas de centros escolares de toda la isla.

“Enseñar para Emprender” (EPE) consiste en la simulación de la creación de empresas cooperativas realizando todo el recorrido necesario: desde la conceptualización del negocio, búsqueda de financiación y tramitación administrativa siempre desde un punto de vista lúdico y divertido para ellos. En este proceso  el alumnado tendrá que ponerse de acuerdo en los aspectos básicos para ello: ámbito, nombre, imagen, productos, formas de producción etc. Durante este mes de marzo, se encuentran llevando a cabo la fase de producción.

 Finalmente, los escolares se encontrarán en un día de mercado, el próximo 22 de mayo, en el que conocerán las cooperativas de otros colegios y venderán sus productos. Los beneficios obtenidos durante la feria de cooperativas escolares se destinarán a diferentes ONGs o asociaciones no lucrativas, de manera, que el alumnado compruebe de forma tácita que, con pequeños esfuerzos, se pueden alcanzar grandes logros.

Todo este itinerario se plantea desde el fomento de valores como el trabajo en equipo, la solidaridad o la igualdad. Además, en todo momento se busca la implicación de sus familias, con lo que el proceso es muy enriquecedor para todos los agentes implicados. Así pues, la metodología participativa planteada por EPE, convirtiendo al alumnado en el centro del proceso, constituye un paso hacia adelante en cuanto a la adquisición de la competencia emprendedora.