Cataliza desde dentro: Más del 70% de los estudiantes que ha realizado prácticas en Verta Trust hoy forma parte de su plantilla

Más del 70% de los estudiantes que ha realizado prácticas en Verta Trust hoy forma parte de su plantilla

La empresa destaca la idoneidad del programa Cataliza que permite una simbiosis necesaria y efectiva. Las redes sociales pueden ser una herramienta necesaria para comunicarse, conseguir empleo y obtener una mejor formación. Una opción que aprovechó Verónica Clavijo para seguir en el mundo laboral y conseguir una beca gracias al programa Cataliza.

Las nuevas tecnologías en general, y las redes sociales, en particular, se han convertido en una herramienta que, bien utilizada, es muy valiosa no solo para interrelacionarse, sino para conseguir empleo y una mejor formación.

Así le sucedió a Verónica Clavijo Peña quien, tras concluir su Grado en Derecho, tuvo claro que el mundo de la abogacía no le llenaba y que prefería estar ligada al sector jurídico desde otra perspectiva.

Tal y como cuenta, “al no tener otras opciones, opté por preparar oposiciones a Gestión Procesal y Administrativa de la Administración de Justicia”.

Pero, entonces, conoció, a través de Facebook, el programa Cataliza del Servicio Canario de Empleo y que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife gestiona la Fundación General de la ULL y comenzó a hacer prácticas en Verta Trust, empresa adherida al programa. Una experiencia que califica de “inmejorable”, y de la que valora, por encima de todo, que “en Verta Trust existe un ambiente laboral basado en el trabajo en equipo y en la aportación de ideas por parte del personal, integrando a los jóvenes con titulación en prácticas, como es mi caso, y así me lo han hecho saber desde el primer día”.

Equipo de trabajo de Verta Trust S.A.

Desde la otra perspectiva, la de la empresa, Henar Gema Díaz, directora adjunta de Verta Trust SA, corrobora esa utilidad del programa, señalando que éste “ofrece la oportunidad a la juventud  de tomar contacto con el mundo laboral, teniendo la ocasión, como ocurre en nuestra organización, de tener posibilidades reales de contratación”.

Al respecto, explica que Verta Trust ha colaborado con las dos universidades canarias a través de sus fundaciones, por lo que “tenemos un índice de incorporación de más del 70% de titulados y tituladas que han realizado la beca del programa Cataliza y otras becas de inserción laboral”.

Díaz, cuya empresa ya tiene experiencia en el programa Cataliza, con el que colabora desde 2013, cree que este período de prácticas permite “que estos jóvenes conozcan los aspectos técnicos básicos de la compañía, así como sus planes organizativos, misión, visión y valores”.

Algo que, sin duda es de utilidad para la incorporación a un mundo laboral cada vez más cambiante y exigente, donde las empresas buscan, precisamente, empleados y empleadas que sean capaces de identificarse con la marca y defender, difundir y proyectar los valores de la empresa que los acoge.

Cataliza ofrece la oportunidad a la juventud de tomar contacto con el mundo laboral, teniendo la ocasión, como ocurre en nuestra organización, de tener posibilidades reales de contratación”

Henar Díaz

Por otro lado, tal y como recuerdan Díaz y Clavijo respectivamente, “es necesario que las universidades en general, sigan acercándose más a la empresa para detectar las necesidades de éstas y así adecuar los planes formativos del alumnado que las integra” y, al tiempo, dado que “las empresas, por lo general, buscan incorporar personal con experiencia en el mundo laboral o en un puesto concreto, debería haber más organizaciones en las Islas dispuestas a dar esa primera oportunidad, quizás la más importante”.

En el caso de Verta Trust eso ocurrió desde casi la creación de la empresa que, como nos cuenta Henar Díaz, comenzó su andadura a finales del año 2012.

Henar Gema Díaz Santamaría, directora adjunta de Verta Trust SA y Verónica Clavijo Peña, alumna en prácticas del programa Cataliza de la FGULL en Verta Trust

“Desde ese momento han sido muchos y muy variados los proyectos que hemos abordado con éxito, siempre respetando nuestro compromiso con la sociedad, llevando a cabo múltiples integraciones de jóvenes recién titulados”, afirma.

Verta Trust es hoy una compañía que se quiere adaptar a los nuevos tiempos, por lo que apuesta por un modelo en el que la tecnología, la innovación y el talento joven están presentes. “Con este modelo, hemos alcanzado la excelencia que nos permite ofrecer a nuestros clientes soluciones eficaces e innovadoras”, señala su directora adjunta.

  “El programa me ha dado el aprendizaje y la posibilidad de estar en contacto con trámites legales estudiados durante la carrera y que no hubiese tenido la oportunidad de conocer de otro modo”

Verónica Clavijo

En ese sentido, Henar Gema Díaz sabe bien de lo que habla, porque cuenta con la valiosa experiencia de haberse integrado en el equipo de Verta Trust a partir de un programa de inserción laboral de la Fundación Universitaria. Ella es la prueba más palpable de que el programa Cataliza tiene una sólida utilidad social y laboral.

En el otro lado, Verónica, ya ha cumplido al menos la primera parte de su sueño, que no es otro que “formar parte del personal de Verta Trust y seguir en constante aprendizaje y desarrollo laboral”.

Cataliza desde dentro: El programa Cataliza, una herramienta al servicio de la comunidad universitaria y las empresas

Cataliza desde dentro: entrevista a Justa Ramos Hernández, directora financiera de Repuestos Doral y Daniel García González, titulado en Contabilidad y Finanzas por la ULL y alumno en prácticas del programa Cataliza de la Universidad de La Laguna, a través de su Fundación General.

A pesar de que desde hace décadas se han llevado a cabo numerosas acciones para  conectar el mundo académico con el mercado laboral, articular una iniciativa que se ajuste por igual a las necesidades de los y las jóvenes que acaban de titularse y las empresas no es una tarea sencilla. Sin embargo, el programa Cataliza, que por tercer año consecutivo auspicia la Universidad de La Laguna, a través de su Fundación General , se ha convertido en una excelente herramienta al servicio de ambas partes, ya que proporciona experiencia laboral al alumnado universitario y personas cualificadas y con muchas ganas de aprender al sector empresarial tinerfeño.

Es el caso de los representantes de Repuestos Doral y el joven Daniel García González, que se muestran plenamente satisfechos por participar en este programa. “Es un beneficio mutuo, ya que a los alumnos y alumnas en prácticas les sirve para entrar en contacto con el mundo laboral real, mientras que a las empresas nos permite disponer de gente muy abierta y motivada, que además cuenta con muchos conocimientos”, explica la directora financiera de Repuestos Doral, Justa Ramos Hernández.

No en vano, la propia Justa Ramos, titulada en Ciencias Empresariales por la ULL, participó en la primera convocatoria del programa Cataliza y, por tanto, lo ha conocido desde los dos frentes. “Antes de ser tutora de Cataliza participé como alumna y, la verdad es que fue una experiencia estupenda, ya que en la carrera se aprende mucha teoría, pero es en las empresas cuando nos enfrentamos a situaciones reales”.

Justa Ramos Hernández, directora financiera de Repuestos Doral y Daniel García González, titulado ULL

 

En esta misma línea se pronuncia Daniel García, que hace un año culminó el grado de Contabilidad y Finanzas de la ULL: “Es muy útil para las empresas porque les aporta gente joven muy preparada y con muchas ganas de aprender y para nosotros constituye una posibilidad tremenda para adquirir experiencia y nos abre muchas puertas para conseguir empleo”, destaca.

Por todo ello, ambos instan a empresas y universitarios que no dejen pasar la oportunidad y se inscriban en este programa.

Sin embargo, la directora financiera de Repuestos Doral reconoce que, a pesar de todas las ventajas que supone, “no todas las empresas de las Islas tienen una mentalidad orientada a enseñar a alumnos en prácticas”. Así pues, incide en que “yo les recomendaría plenamente que se sumaran al programa Cataliza, ya que les será de gran utilidad para mejorar sus negocios”.

De hecho, Daniel García añade que “teniendo en cuenta que las empresas quieren gente joven y con experiencia, Cataliza es una fórmula estupenda porque, sin tener que asumir un riesgo económico importante, pueden encontrar lo que buscan, porque disponen de personas altamente cualificadas a las que pueden formar y amoldar a las exigencias de su propias empresas”.

“No todas las empresas tienen una mentalidad orientada a enseñar a estudiantes en prácticas, pero creo que es un error porque el beneficio es mutuo”

Justa Ramos Hernández

Asimismo, frente a otros programas de prácticas, tanto Justa como Daniel sostienen que la tramitación de esta beca es muy sencilla. En este apartado, la portavoz de Repuestos Doral, afirma que “la materialización del convenio y el resto de requisitos necesarios los resolvimos en apenas una semana”. De las mismas facilidades dispuso el beneficiario de esta beca que indica que “para una parte de los requisitos me ayudaron en el Servicio Canario de Empleo (SCE) y el resto lo hice a través de internet”.

El joven Daniel García, que en estos momentos afronta su segundo mes como becario en Repuestos Doral, recalca que lo que más valora de esta experiencia es “el contacto con los compañeros y con los clientes, porque en la universidad te forman para una cosa, pero cuando llegas al mercado laboral es bien distinto y aquí, al estar en el departamento de Administración y Financiero, estoy aprendiendo muchas cosas prácticas de lo que he estudiado, por lo tanto me siento muy cómodo”.

Por su parte, Justa Ramos ratifica que “Daniel ha encajado muy bien en la empresa, porque es una persona que viene con la mente muy abierta, con gran predisposición para aprender y nos está ayudando muchísimo”.

Con estas premisas, no va a resultar muy complicado que se cumplan las expectativas de Daniel, que aclara que, una vez concluido el plazo de la beca, le gustaría incorporarse a la plantilla de Repuestos Doral. No obstante, precisa que “si no logro quedarme aquí, por lo menos tengo seis meses de experiencia laboral que de otra forma no los podría tener”.

 

“Hay que apostar por la gente joven porque es la que dentro de unos años estará sustentando al Archipiélago”

Daniel García González

A su juicio, sería conveniente que “más empresas se sumaran al programa Cataliza, porque, al final, la gente joven es la que dentro de unos años estará sustentando el Archipiélago”.

La portavoz de Repuestos Doral refrenda la opinión de Daniel García al tiempo que valora “el alto nivel de preparación con el que salen los alumnos de la ULL”.

Tanto es así que defiende que “hay que evitar que nuestros universitarios se marchen de las Islas por falta de oportunidades y las limitaciones del mercado laboral”.

Es más, ahonda en que “en territorios como el Norte de Tenerife es más necesario el programa Cataliza, porque contribuye a dinamizar una zona de la Isla donde la actividad es actualmente mucho menor que en el área metropolitana o el Sur”.

Y para ello, plantea que “vivimos en una zona que podemos sacar adelante con gente de aquí, porque conocen bien el entorno y están mucho más implicados”.

Sobre esta idea, Daniel García, cuya principal aspiración es conseguir un buen empleo dentro del sector en el que se ha formado, concluye que se siente “muy afortunado de formar parte del programa Cataliza” y a través de él poder abrirse camino aquí, “cerquita de casa, sin tener que alejarme de mi familia y amigos”.

Cataliza desde dentro: “es una buena oportunidad para todos los que acabamos una carrera”

Grupo Clece desde dentro, la importancia de aplicar valores, de crear cultura de empresa

Elena Henriquez comenzó a trabajar en el Grupo Clece hace más de 12 años, a través de una beca de la Fundación de La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente, ocupa el cargo de directora de Recursos Humanos del Grupo Clece en Canarias, un proyecto empresarial dentro del Grupo ACS, inicialmente dedicado a la prestación de servicios de limpieza a entidades públicas que, después de más de veinte años de experiencia, se ha convertido en una de las empresas multiservicios de referencia en España, capaz de liderar actividades tan importantes para la sociedad, como son los servicios sociales o educativos; sin olvidar otros ligados a la sostenibilidad o al apoyo a la actividad institucional y empresarial de nuestro país, como son los servicios medioambientales y de eficiencia energética, la limpieza, el mantenimiento de edificios e instalaciones, la logística o la restauración. En general, servicios que ayudan a que las instituciones y empresas puedan centrarse en su actividad principal, para ser así más eficaces. Actualmente, el Grupo Clece en Canarias cuenta con una plantilla de más de cuatro mil trabajadores.

-¿Cómo conocieron el programa Cataliza?

Conocimos el programa Cataliza a través de nuestro departamento de selección, por medio del compañero Luis Arocha, que es la persona encargada de buscar los perfiles adecuados para los puestos que la empresa necesita cubrir. Clece es una empresa muy dinámica que siempre está buscando nuevos trabajadores para incorporar a su plantilla. Nos implicamos directamente con la formación de todos nuestros empleados, ya que así conseguimos que personas recién tituladas o jóvenes que tienen dificultad para acceder al mundo laboral, se integren con nosotros, dándoles la oportunidad de desarrollar su carrera profesional directamente en la empresa.

-¿Es esta su primera experiencia con el proyecto?

Hemos participado en varias ocasiones. Concretamente tenemos varios compañeros que han entrado a trabajar con nosotros a través del programa Cataliza. Para nosotros es un proceso cómodo con el que trabajamos muy bien.

-¿Está satisfechos con el trabajo realizado por la persona seleccionada?, ¿la han contratado al terminar el periodo de prácticas?

Tres compañeros ya se han quedado fijos, en plantilla. Tenemos una compañera que empezó hace poquito con la beca y tres ingenieros que se han quedado ya en el equipo. Para nosotros, lo más importante es que el trabajador se integre en la empresa, porque al final creo que los conocimientos puedes adquirirlos a un mayor o menor ritmo, pero el hecho de que te integres, que entiendas como trabajamos, que te sientas parte del equipo, es lo más importante.

-¿Consideran que han encontrado al candidato idóneo para el puesto?, ¿el proceso de contratación fue  sencillo?, ¿ han recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara?

Si, muy sencillo y de forma muy clara. El compañero del Departamento de Selección siempre nos comenta que todo el personal de La Fundación es muy cercano. Tenemos un trato directo y personal y, en cada caso, en cada necesidad que surja a la empresa, se nos atiende muy bien, resolviendo cualquier problema.

-¿Cómo valora el programa Cataliza en su conjunto?

Muy positivo. No solo porque nos ayuda a realizar un proceso de selección efectivo, buscando los perfiles adecuados profesionalmente, sino, porque creo que para el personal becado es importante el terminar su formación con prácticas empresariales en la que realmente apliquen los conocimientos aprendidos y puedan desarrollar sus capacidades en un buen ambiente de trabajo.

Pedro Damián Acosta Díaz estudió el grado de Ingeniero Técnico Industrial en la Universidad de La Laguna y en 2015 entró, a través del proyecto Cataliza, en el Grupo Clece, donde trabajó un año en prácticas. Actualmente es Jefe de Servicios de Interiores.

-¿Crees que has recibido la formación adecuada para tu puesto de trabajo?

En relación con mi titulación, podríamos decir que he aplicado todo lo aprendido en cuanto a la gestión de recursos, más que los conceptos técnicos, concretos. Con respecto al trabajo que realizo actualmente, yo diría que sí. He ido avanzando en diferentes ámbitos y me he ido formando de cara a lo que estoy realizando ahora.

-¿Cómo fue la acogida de la empresa?

La acogida fue muy buena. En líneas generales, desde el primer día, todo fue muy positivo. En ningún momento he sentido ganas de abandonar o me he sentido incómodo. Todo lo contrario. El tutor que dirigió mi formación siempre estuvo apoyándome, supervisando mis tareas. Ni un solo día he estado sin trabajar, ni aprender. Muchas veces es de esto de lo que se quejan otros compañeros que hacen prácticas en algunas empresas, de no aprender lo suficiente trabajando, pero ese no ha sido mi caso. Aquí he aprendido mucho.

-¿Cómo valoras tu paso por la empresa?

En cuanto a mi trabajo, a los resultados que voy obteniendo cada día, mi valoración es muy positiva. Creo que no lo estoy haciendo mal. La empresa me ha dado la oportunidad de continuar y eso lo valoro. Desde el principio lo he dado todo, siempre queriendo aprender y colaborar en todo lo que pueda y más.

-¿Crees que esta beca de inserción laboral ha ayudado a tu desarrollo profesional?

Si. Había realizado prácticas de empresa durante la carrera, en la Refinería de Tenerife. Fue un periodo muy corto, un mes y medio más o menos. Por lo que, podríamos decir que, esta ha sido mi primera experiencia laboral. Y por supuesto que ha cubierto mis expectativas. Sabía que el trabajo no iba a estar completamente relacionado con mis estudios en la carrera, lo tenía claro. Pero bueno, las primeras impresiones siempre fueron muy buenas. Clece es una empresa muy seria. Desde el proceso de selección me gustó todo lo que me ofrecían y también todo lo que he aprendido. Se han cumplido todas mis expectativas, por encima de lo que esperaba.

-¿Crees que recibiste la información sobre el programa Cataliza de forma clara?

Si, en líneas generales sí. En todo momento estuve informado desde que lo conocí, a través de internet, y me inscribí. Siempre he recibido una buena atención, por parte del personal de la Fundación General de la ULL y no he tenido ningún problema.

-¿Cómo valoras el programa Cataliza?

Pues, muy positivo. Es una buena oportunidad para todos los que acabamos una carrera, sobre todo aquí en Canarias, que tenemos pocas oportunidades. Y también para la gente que quiere seguir aquí, es una oportunidad, es una oportunidad a valorar. Sin ninguna duda lo recomiendo a todos los que están buscando entrar en el mercado

Cataliza desde dentro: siento que he despegado

Luis García es el delegado de HUNE en Tenerife, empresa líder en el sector de Alquiler de Maquinaria y Plataformas Elevadoras, con un parque de maquinaria de más de veinte mil unidades que dispone, además, de módulos prefabricados para obras, instalaciones provisionales educativas y sanitarios, así como de grupos electrógenos de alta, media y baja potencia. A través de una amplia estructura que cubre toda España, Portugal y Francia, HUNE cuenta con cinco áreas que engloban las más de 35 delegaciones, desde las que da servicio a sus clientes.

-¿Cómo conocieron el programa Cataliza?

Otra empresa nos lo recomendó. A través de nuestro departamento de Recursos Humanos, contactamos con la Universidad de La Laguna y ellos nos enviaron una lista muy interesante de posibles becarios.

-¿Es su primera experiencia con el programa o  ya han participado anteriormente?

En Tenerife si, es la primera vez. Y por el momento está siendo una experiencia muy satisfactoria para nosotros.

-¿Están satisfechos con el trabajo que ha realizado la persona seleccionada?, ¿contrataron a la becaria al terminar las prácticas?

Estamos satisfechos al cien por cien. De momento no la hemos contratado, Gloria aún sigue en prácticas, pero estamos muy contentos con su trabajo. Actualmente estamos gestionando la posibilidad de que pase a formar parte de nuestra plantilla.

-¿Cree que han encontrado al candidato idóneo para el puesto?

Si, creo que si. La Fundación de la Universidad de La Laguna nos proporcionó una lista de varios candidatos, todos muy buenos. A partir de ahí, seleccionamos a Gloria y la verdad es que estamos contentos con su trabajo.

-¿Recibieron de forma clara toda la información sobre Cataliza?, ¿Cómo valoran el programa?

Si, totalmente.Todo el proceso ha sido bastante sencillo, fluido. No puedo decir lo contrario, ha sido muy fácil. Al programa, si tuviera que puntuarlo del 1 al 10, le daría un 10. La verdad es que  estoy muy contento con él. Desde el primer momento La Fundación ha hecho un seguimiento, a través de unos test que nos mandaban online. Han contactado con nosotros varias veces, para ver cómo iba la evolución de la becaria. No tengo nada que objetar, todo el proceso ha ido muy bien.

Gloria Vega estudió un grado medio de Gestión Administrativa, ampliando luego su formación con un grado superior de Administración y Finanzas. Actualmente sigue ampliando su currículum ya que está estudiando para conseguir el título de nivel B1 de inglés.

IMG_4094

Gloria Vega

-¿Gloria, crees que has recibido la formación académica adecuada para tu puesto de trabajo?

Si. Con ambos cursos creo que me he preparado bien para el puesto que desempeño actualmente. Mi formación se ajusta bastante al perfil administrativo con el que trabajo aquí.

-¿Crees que tu tutor de acogida en la empresa ha desempeñado su función de manera resolutiva? ¿Cómo ha sido la acogida de la empresa?

Si, muy bien. Todo ha sido perfecto. Mis compañeros y mis jefes son estupendos, no tengo queja alguna. No tuve ningún problema al empezar mi trabajo, todos se han volcado en explicarme mis tareas y en ayudarme a resolver los problemas de cada día.

-¿Cómo valorarías tu paso por la empresa?

Para mi ha sido muy bueno. He aprendido mucho y ahora me siento con la experiencia necesaria para asumir otros retos. La adaptación fue buena. Desde el primer día, Luis y el resto de mis compañeros me explicaron lo que iba a hacer y todo ha ido muy bien. He aprendido un montón, incluso a nivel informático, porque usamos programas determinados con los que no había trabajado mientras estudiaba. También, la relación con los clientes ha sido una experiencia nueva, muy interesante, que me gusta mucho.

-¿Crees que esta beca de inserción laboral ha ayudado a tu desarrollo profesional, cubriendo tus expectativas?

Si. Como decirlo, siento que he despegado. Mi trabajo aquí, en HUNE, en mi primera experiencia laboral, por lo que mi currículum ha mejorado mucho. Ahora no solo tengo experiencia, sino además nuevos conocimientos prácticos, que me están permitiendo desarrollarme profesionalmente.

-¿Crees que has recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara? ¿Cómo valoras el programa Cataliza?

Si. Me llamaron a través de La Fundación, porque yo estaba inscrita en el paro. Contacté con ellos y me dijeron que fuera a la Universidad a una reunión grupal, donde nos explicaron que estábamos seleccionados para el programa. Para mi, el programa Cataliza ha sido lo mejor. Lo mismo que dice mi jefe, le doy un 10, también. A mi me ha ayudado mucho. Lo recomendaría a todos aquellos que una vez terminados sus estudios, estén buscando una buena oportunidad de aprender y de insertarse en el mundo laboral.

Cataliza desde dentro: “la mejor forma de insertarse en el mundo laboral y ganar experiencia”.

Pedro Acevedo García, es el director del Departamento de Desarrollo de Software de Integra Canarias, empresa tinerfeña especializada en servicios TIC, creada en 2003 y formada por un grupo de profesionales del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

IMG_4058

 

-¿Cómo conocieron Cataliza?, ¿es esta su primera experiencia con el programa?

No, no es nuestra primera experiencia. Conocimos el programa por La Fundación de La Universidad de La Laguna. Ya hemos trabajado con ellos en dos ocasiones.

-¿Están contentos con el trabajo de los becarios?, ¿decidieron contratarlos tras las prácticas?

Si, muy satisfechos. En nuestro caso hemos trabajado con tres becarios y, al finalizar su periodo de prueba, decidimos contratar a dos de ellos, a Sergio y a Daniel. Así lo consideramos y estamos muy satisfechos de nuestra decisión.

-¿El proceso de contratación fue sencillo?

Muy sencillo. El personal que gestiona el proyecto siempre nos ha facilitado cualquier trámite y gestión, de forma ágil y eficaz.

-¿Recibieron la información sobre el programa de forma clara?, ¿Cómo valoran a Cataliza?

Sí, siempre recibimos toda la información necesaria. Para nosotros, el programa ha sido muy bueno e interesante. Creemos que ayuda a los alumnos a terminar su formación, al finalizar sus estudios, en un entorno real de trabajo, lo que supone un incentivo importante para la empresa. Siempre estamos pendientes de las nuevas ediciones de Cataliza, para trabajar con La Fundación.

Para Sergio, Cataliza es “la mejor forma de insertarse en el mundo laboral y ganar experiencia”.

Sergio J. García Llarena está graduado en ingeniería informática, por La Universidad de La Laguna, tiene 25 años y trabaja, desde hace dos años, como desarrollador de software, en el departamento de desarrollo de software de Integra Canarias, diseñando páginas web, aplicaciones móviles y otros servicios relacionados.

¿Piensas que has  recibido la formación adecuada para tu puesto de trabajo?

Sí. En la carrera se ofrecen cinco itinerarios y yo cogí el de desarrollo de software y actualmente me dedico a eso, así que en mi caso, la formación que he recibido ha estado directamente relacionada con la labor que desempeño, desde el primer momento, comencé a trabajar de forma activa, en proyectos del puesto al que aspiraba.

-¿Cómo ha sido la acogida de la empresa?

Muy buena desde el primer momento, no tuve ningún problema al incorporarme. Empecé a desarrollar proyectos desde el primer día y cualquier duda que tenía, la resolvía sobre la marcha. Los demás miembros de la empresa me ayudaban y se esforzaban para que pudiera comprender la dinámica y así poder integrarme en el equipo de trabajo.

-¿Crees que tu tutor de acogida en la empresa ha desempeñado su función correctamente?

Cuando llegué a Integra Pedro fue mi tutor y me ayudó a integrarme en la empresa. Siempre ha estado disponible para solucionar cualquier duda que tuviera. Además, me dio toda la formación necesaria para desempeñar las tareas en mi puesto de trabajo.

-¿Cómo valorarías tu paso por la empresa?

Fantástico. No solo he aprendido muchísimo de mi área de trabajo, que es desarrollo de software, sino también, de administración de proyectos, sistemas y redes, lo cual es perfecto para completar la formación académica y ampliar fronteras.

-¿Crees que esta beca de inserción ha ayudado a tu desarrollo profesional?

Por supuesto. Gracias a ella he podido continuar trabajando en esta empresa. Cuando acabé la beca me ofrecieron la posibilidad de seguir con ellos y la acepté de inmediato. Si no hubiera sido por el programa Cataliza, es muy posible que no hubiera tenido esa oportunidad. Para mí fue, un poco, una sorpresa, pero me enorgullece que la compañía haya querido poner su confianza en mí.

-¿Crees que esta beca de inserción laboral ha cubierto tus expectativas?

Completamente. Me ha permitido iniciarme en el mundo laboral, en el área que más me interesaba, y, además, he podido formarme más en áreas que no dominada del todo. Me ha dado la oportunidad de conseguir esa experiencia necesaria, que casi es un requisito hoy en día, cuando te pones a buscar trabajo.

¿Crees que has recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara?

Si. Nada más terminar la carrera me enteré del proyecto y pensé que era una oportunidad genial para alguien como yo, que acababa de terminar los estudios y estaba comenzando a buscar empleo. Cuando entré en el programa recibí una formación previa por parte de Cataliza, que luego me resultó muy útil cuando comencé mi trabajo en la empresa.

-¿Cómo valoras el programa Cataliza?

Creo que es la mejor forma que puede tener alguien, que acaba de terminar sus estudios, de insertarse en el mundo laboral y ganar experiencia. No solo buscan la empresa más adecuada para ti o la que más se ajusta a tus necesidades laborales sino que, además, te dan una formación online básica, muy útil, para integrarte rápidamente en la compañía y su forma de trabajo.

Para Daniel, el programa Cataliza es “Una excelente forma de iniciarse en el mundo laboral y especializarte mejor en tu sector de trabajo”

-Daniel Pedrero García, tiene 27 años. Igual que su compañero, se graduó en ingeniería informática en La Universidad de La Laguna y actualmente trabaja en el departamento de seguridad, redes y sistemas, realizando servicios de infraestructuras.

Y tú Daniel, ¿has recibido la formación adecuada para tu puesto de trabajo?

Aunque considero que la formación que recibí en la Universidad es buena, creo que hubiera necesitado un poco más de formación práctica, una vez terminados los estudios, ya que la informática es un campo muy amplio y, en el mundo real, tienes que enfrentarte a muchos retos diferentes.

-¿Cómo ha sido la acogida de la empresa?

Muy buena. Desde el primer día, en la empresa, me orientaron sobre los temas más importantes para la correcta realización de mis funciones, en el puesto asignado. Sinceramente, no tuve ninguna limitación de acceso a información relativa a mis labores. El trato con los compañeros y jefes ha sido inmejorable, hay mucho compañerismo. Ante cualquier duda o problema, siempre nos intentamos ayudar mutuamente y tuvieron en cuenta mis sugerencias para mejorar los métodos de trabajo.

-¿Crees que tu tutor de acogida en la empresa ha desempeñado su función de manera resolutiva?

Sí, el tutor me presentó al equipo de trabajo, me indicó los procedimientos de trabajo, me facilitó mucha información relativa al puesto y me ayudó a adquirir los distintos conocimientos técnicos necesarios.

-¿Daniel, cómo valorarías tu paso por la empresa?

Muy productivo. Durante el periodo de prácticas realicé varias formaciones que me ayudaron en mi puesto de trabajo. Gané experiencia laboral y a día de hoy sigo trabajando en la empresa.

-¿Crees que esta beca de inserción laboral ha ayudado a tu desarrollo profesional y ha cubierto tus expectativas?

Sin duda, si no fuera por la beca no habría adquirido, con tanta facilidad, la formación y experiencia necesaria que me permitió el acceso a mi puesto de trabajo actual. Esta beca es una excelente forma de iniciarse en el mundo laboral, te permite conocer el funcionamiento de la empresa, tus labores técnicas, formarte profesionalmente y ganar experiencia que, posteriormente, te facilitará el acceso a un puesto de similares características.

-¿Crees que te proporcionaron información clara sobre el programa Cataliza?

Sí, la propia empresa me informó de la existencia de la beca y los requisitos de acceso. El proceso de solicitud fue sencillo y la duración del trámite, hasta que me aceptaron y empecé a trabajar, fue bastante rápida.

– ¿Cómo valoras el programa Cataliza?

Una forma sencilla de iniciarte en el mundo laboral, de ganar experiencia y formación, para especializarte mejor en tu sector de trabajo.

 

Cataliza desde dentro: “La experiencia que estoy consiguiendo con mi trabajo en la empresa, es muy importante para mí”

Domingo Martín Espejo, licenciado en Empresariales y auditor, es el administrador de Peraza y Compañía, Auditores, S.L.P., una sociedad de profesionales especializada en la prestación de servicios de auditoría, además de una amplia gama de servicios de asesoramiento en distintas áreas, económica, financiera, contable y fiscal, tanto para empresas privadas como públicas. Con más de 26 años de experiencia en el sector, esta firma, creada en 1990, como continuación de otra sociedad de cuatro años de existencia, dedicada a la misma actividad, está integrada, actualmente, por cinco socios economistas-auditores y un auditor-censor jurado de cuentas, con amplia formación y experiencia en el terreno empresarial.

IMG_3985

                                                   Justa Ramos, Domingo Martín Espejo y Yaiza Martín

Cuéntanos Domingo, ¿cómo conocieron Cataliza?

Conocimos el programa por medio de los compañeros que, hace unos años, estaban trabajando, realizando actividades de asesoramiento con la Fundación de La Universidad de La Laguna. La idea nos resultó interesante, así que decidimos informarnos, hablamos con ellos, nos vinieron a visitar para ver nuestras oficinas y demás, y empezamos a trabajar juntos.

 

Entonces la empresa está repitiendo experiencia con cataliza, ¿no?

Si, efectivamente, ya participamos en Cataliza I y ahora estamos participando en Cataliza II. Trabajamos mucho con la Fundación. Auditamos cursos que ellos organizan y colaboramos, también, dando cursos nosotros. Hace poco terminamos de dar un curso en la Universidad, sobre excel; llevamos ya varios años haciéndolo.

 

¿Están contentos con el trabajo de la persona que realizó la beca?, ¿la contrataron al terminar las prácticas?

Si, Justa está trabajando con nosotros desde que terminó el programa Cataliza 1. Respondió muy bien al periodo de prácticas. Es muy eficaz en su trabajo. Yaiza entró hace poco a trabajar con nosotros, vino a través de Cataliza 2. También estamos muy contentos con todo lo que está haciendo aquí, en la empresa.

 

¿Fue sencillo el proceso de contratación? Tras su experiencia, ¿qué opinión tiene de Cataliza?

Si, el proceso de contratación nos gusta, es ágil. Además, todos los compañeros de la Fundación con los que hemos trabajado, todos, han resuelto siempre nuestras dudas y nos han facilitado tanto la documentación necesaria, como toda la información que precisábamos. El trato es muy bueno. Nosotros, si tenemos que dar alguna opinión, es que ojalá el programa fuera anual, ya que la demanda es grande y consideramos que siendo así, saldrían beneficiados tanto los becarios participantes como las empresas que colaboramos con el programa. Aunque, desde luego, estamos muy contentos con Cataliza. Actualmente, es de los mejores que se realizan en Canarias, relacionados con la  inserción laboral. Sabemos que existen otros cursos que también son interesantes y útiles pero, para nosotros que somos una empresa muy práctica, en cuanto a la actividad a la que nos dedicamos, el programa es perfecto.

 

Justa Ramos tiene 27 años y es diplomada en Administración y Dirección de Empresas, aunque en su currículum también cuenta con un título de grado superior en Administración y Finanzas, y un Máster en Contabilidad Fiscal. Trabaja, desde hace cuatro años, en Peraza y Compañía, Auditores, S.L.P.

Yaiza Martín tiene 23 años y entró a trabajar como becaria en la empresa hace seis meses. También es graduada en Administración y Dirección de Empresas y actualmente, está cursando un Máster de Asesoría Fiscal y Contable.

Las dos concluyen que el programa Cataliza les ha ofrecido la oportunidad de comenzar a trabajar en una gran empresa, sin tener experiencia laboral, lo que les ha aportado toda la práctica necesaria para completar su formación profesional.

 

Justa, ¿crees que has recibido la formación adecuada para tu puesto de trabajo?

Sí,  la formación universitaria recibida mientras cursaba mis estudios, terminó de completarse con el programa Cataliza, en Peraza y Compañía, ya que en la empresa he podido aprender, aplicando todos los conocimientos recibidos en la carrera. Mi periodo de prácticas con el programa duró unos diez meses, durante los cuales mis compañeros me enseñaron y ayudaron en la formación que necesitaba, para el puesto de trabajo que desempeño actualmente. Hoy día, siento que mi proyección profesional es más amplia que cuando terminé sus estudios.

 

Y tú Yaiza, ¿qué opinas sobre la eficacia de tu formación para este puesto de trabajo?

Opino lo mismo que mi compañera, porque para mí, la carrera enseña la teoría necesaria, pero no la práctica. Sin embargo, con el programa Cataliza sí he podido completar esa parte de mi formación que necesitaba. El trabajo en la empresa me está enseñando a desarrollar los conocimientos aprendidos y, por lo tanto, a desenvolverme mejor en mis funciones. El programa, para mí, es la teoría aplicada en la práctica.

 

Justa, ¿cómo fue la acogida de la empresa?, ¿qué piensas del trabajo de tu tutor?

La mía muy buena, por eso llevo aquí cuatro años ya. Desde el primer día, los compañeros se volcaron conmigo, me sentí muy arropada. Me enseñaron mucho, tenían mucha paciencia conmigo y eso no es fácil de encontrar en otras empresas, probablemente.

 

¿Cómo valorarías tu paso por la empresa?

Estupendo, aquí sigo -nos cuenta entre risas-. En la empresa todos hemos empezado en prácticas, por lo que es fácil ponernos en la situación de los compañeros nuevos. Ellos empezaron como nosotros. La paciencia ayuda para tener el mejor ambiente de trabajo,y aquí la practicamos todos.

 

Yaiza, ¿cómo está siendo tu acogida en la empresa? ¿ Crees que tu tutor se implica lo suficiente?

Si, por supuesto, muy bueno. Desde que llegué, desde el primer día me han explicado toda la dinámica de trabajo, ayudándome con las tareas que tenía que hacer y todo lo demás. Ya lo dice Justa, agradezco mucho toda la paciencia que mis compañeros tienen conmigo. Me siento integrada, a gusto, trabajando aquí.

 

¿Cómo valoras tu paso por la empresa?

Por ahora muy bien. Valoro mucho todo lo que estoy aprendiendo, pues con esta experiencia mi currículum ha mejorado bastante. Además, mis compañeros me han hecho sentir integrada, cosa que siempre les agradeceré.

 

Domingo Martín Espejo, administrador de Peraza y Compañía nos explica que “en la empresa tenemos dos tutores. Yo soy el tutor oficial, los entrevisto y les doy la bienvenida el primer día y, aparte, siempre nombramos otro tutor, que es quién trabaja con ellos, día a día, enseñándoles, no solo la forma de desempeñar su trabajo, sino también el funcionamiento de la oficina. Cómo nos organizamos, cómo limpiamos, cómo recogemos, cómo salimos… los guía en cualquier duda.

 

Justa, ¿esta beca de inserción laboral ha ayudado a tu desarrollo profesional?

Si, por supuesto. Salí de la carrera y no tenía ningún tipo de experiencia. El programa me ha dado esa primera oportunidad y estoy muy agradecida. Mi proyección ahora es mucho mayor, tanto laboral, como personal.

 

Yaiza, ¿y en tu caso? ¿La beca cubre las expectativas que tenías antes de empezar a trabajar?

Si, superadas. La experiencia que estoy consiguiendo con mi trabajo en la empresa, es muy importante para mí. Las expectativas están siendo superadas con creces.

 

¿Han recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara?

Si –nos confirma Justa- siempre a través de la Fundación. Me informaron y me facilitaron toda la documentación que necesitaba. Siempre resolvieron mis dudas de manera rápida y fueron muy amables.

Si – respalda Yaiza- la Fundación siempre ha estado ahí, dándonos la información que necesitábamos. Siempre explicándonos cualquier duda que teníamos, siempre resolviendo de forma rápida y eficaz.

 

Ahora que lo han probado ¿Cómo valoran el programa, lo recomendarían?

Sin ninguna duda -responde ambas al unísono-, sonrientes.

Muy bueno -comenta Justa- como ya dije, en mi caso, los casi diez meses que duró el programa fueron muy valiosos para mi pues gané en experiencia. Siempre estás aprendiendo, constantemente, pero el paso por el programa fue genial.

Muy bien -responde Yaiza- Si, lo recomiendo a todos aquellos jóvenes que acaben de terminar su formación profesional y estén buscando experiencia laboral. Bueno, no llevo tanto tiempo como Justa, pero estos seis meses han sido muy buenos. No esperaba aprender tanto en tan poco tiempo. No tenía ninguna experiencia profesional porque acababa de terminar la carrera y no había trabajado nunca. Y la experiencia es un valor. Estoy muy agradecida a mis compañeros que me están ayudando mucho en mi formación.

Cataliza desde dentro: “Terminar los estudios y entrar en el mundo laboral, no es fácil, sobre todo, si no tienes experiencia”

David Falcón Molina, trabaja desde 2012 para la compañía marítima Fred Olsen. Actualmente es el responsable de Revenue Management, o área de Gestión de Ingresos, encargada, entre otras tareas, de optimizar los resultados de la empresa gestionando su programación anual y su política de precios, o analizando los sectores de demanda a potenciar.

Fred Olsen, fundada en Canarias en 1974, es una compañía interinsular de ferris, de origen noruego, que opera con una flota de cinco ferris rápidos, manteniendo seis rutas de navegación entre las Islas. Además, la empresa gestiona otros servicios como el Hotel Jardín Tecina, el Tecina Golf, el Restaurante Mirador de Abrante, el Restaurante Las Rosas y, servicios de carga, transporte de mercancías y consignatario. Anualmente trasladan a más de dos millones de pasajeros y quinientos mil coches. Asimismo, al año realizan más de doscientos mil transportes de carga, entre el archipiélago.

– ¿Cómo conocieron Cataliza? ¿Es la primera experiencia de la empresa, o ya han participado en otras ocasiones?

Cuando comencé a trabajar para Fred Olsen el departamento estaba recién creado. Hemos ido creciendo y aumentando así nuestra plantilla, incorporando a nuevos compañeros, con nuevas ideas y ganas de trabajar. Todo lo gestionamos a través del departamento de Recursos Humanos, fueron ellos los que nos propusieron trabajar con la Fundación General de la Universidad de La Laguna, para encontrar a becarios que tuvieran el perfil que necesitábamos. Alberto fue el tercero en incorporarse al equipo, comenzó en prácticas y actualmente la empresa lo ha contratado. Fue uno de los primeros en entrar con el Programa Cataliza. En nuestro departamento, junto con Alberto, trabaja otra compañera más, y ambos siguen con nosotros.

Charo Guedes, responsable del área de Recursos Humanos, nos comenta, respecto a la experiencia de la empresa con el programa Cataliza, que ya han trabajado con ellos un total de 13 becarios, de los cuales el último en llegar a Fred Olsen realiza hoy día su trabajo en prácticas; tres de ellos, tras terminar su período de beca, fueron contratados, aunque actualmente no están en la empresa; y seis siguen contratados indefinidamente.

-¿Han encontrado al candidato idóneo para el puesto? ¿Están satisfechos con el trabajo realizado por la persona seleccionada?

Si, lo hemos encontrado. Es un trabajador indispensable para nosotros. La formación académica es un valor importante a la hora de la contratación, pero no más que la actitud o las ganas de aprender y colaborar, que el trabajador en prácticas tenga. A la hora de asumir competencias, Alberto está siempre más que dispuesto, se arriesga, aprende y mejora cada día. Se acopló al equipo rápidamente. Es uno de los nuestros.

-¿Creen que han recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara? ¿El proceso de contratación ha sido sencillo?

El departamento de Recursos Humanos es quién ha gestionado el programa Cataliza. Para nosotros ha sido muy sencillo. Les informamos de los requisitos que precisamos para un puesto de trabajo  concreto y ellos nos buscan varios perfiles que luego entrevistamos, para hacer una selección de candidatos.

Charo Guedes, responsable del área de Recursos Humanos, afirma que su trabajo con la Fundación es fácil y rápido, ya que el personal universitario siempre les ha facilitado la documentación necesaria y les ha ayudado a resolver cualquier duda o problema.

-¿Cómo valoran el programa Cataliza?

Muy bien. A Alberto le ha permitido incorporarse al mercado laboral de forma sencilla y a nosotros nos ha ayudado a sumar talento, gente joven, ideas y ganas al equipo. Para la empresa resulta muy positivo, ya que los riesgos son bajos y los beneficios altos.

 “Es fundamental romper la barrera que existe entre la formación y el trabajo” 

Alberto Luis Estévez, realizó sus estudios de Administración y Gestión de Empresas en La Universidad de La Laguna, cursando el último año en Madrid. Actualmente, además de trabajar en el área de Gestión de Ingresos de la compañía Fred Olsen, está realizando un máster especializado en Marketing, enfocado a sumar y mejorar sus conocimientos laborales. Piensa que una buena formación siempre mejorará tanto su nivel profesional, como laboral y personal.

-¿Cómo te han acogido en la empresa?

Muy, muy positiva. No me puedo quejar. Tanto por parte del tutor, como por parte del resto de los compañeros. Como el área era de nueva formación, pronto hicimos equipo y al final te sientes en familia. Pasamos mucho más tiempo aquí, en el trabajo, que en casa.

-¿Te ha ayudado esta beca de inserción laboral en tu desarrollo profesional?, ¿ha sido lo que esperabas?

Sí, creo que fue indispensable. Ha sido el medio, el puente entre mi formación y entrar a trabajar en una empresa, para poder poner en práctica todo lo aprendido. Conseguir esa experiencia profesional es lo más gratificante. Además, esta ha sido mi primera experiencia laboral, me siento afortunado. Anteriormente había estado buscando trabajo. Conocí el programa Cataliza, me informé y me inscribí en la Oficina de Empleo, pues era uno de los requisitos necesarios para formar parte del programa. Y me dieron la oportunidad. Entré en una de las primeras bolsas de empleo que el Cataliza ofertó e incluso me formaron. Hicimos cursos de formación en Cataliza, empecé en 2012 y comencé el periodo de becario en marzo de 2013.

-¿Cómo ha sido tu paso por la empresa?

Muy bueno, estoy contento. He aprendido muchísimas cosas y no solo de mi área, que es administración y gestión de empresas. He entrado en el mundo del análisis de datos y me resulta muy interesante su manejo como herramienta para la optimización de los servicios. Con mi formación y con la que me está aportando mi tutor y el resto de mis compañeros, la verdad es que me siento bien. Mi desarrollo profesional es muy satisfactorio.

-¿Crees que has recibido la formación adecuada para tu puesto de trabajo en la empresa? ¿Piensas que tu tutor se ha implicado y ha desempeñado sus funciones de manera resolutiva?

Creo que sí. En realidad, en la carrera, siempre das mucha más materia de la que realmente luego necesitas. Normalmente, un trabajo es más específico. Considero que ADE me ha proporcionado versatilidad, porque te forma en áreas diferentes, como Recursos Humanos, Financieros o de Marketing. En mi caso me ha ayudado bastante en ese sentido, porque con las cualidades y la formación recibida, luego, la inserción laboral no ha sido difícil. Me ha proporcionado las herramientas para adaptarme más rápido y la capacidad de aprender, que realmente es lo más importante. Por otro lado, no tengo nada negativo que decir sobre mi tutor. Todo lo contrario, en todo momento me he sentido apoyado y respaldado por él. Siempre me ayudó, tanto en mi formación, como a resolver cualquier tipo de duda.

-¿Cómo te enteraste de que existía el programa Cataliza?, ¿recibiste información clara?

Si. Cuando terminé la carrera, comencé a dejar currículums en empresas y en ETT’s y a buscar información sobre cómo mejorar mi situación de joven que busca su primer empleo. Conocí la Fundación de La Universidad de La Laguna, porque ya había hecho varios cursos con ellos, de inglés y otros de innovación y tecnología. De esta forma, me informé sobre el programa Cataliza y luego, a través del Servicio Canario de Empleo, dónde también me informaron, me inscribí y aquí estoy.

-¿Qué opinión tienes sobre Cataliza?

Lo valoro muy positivamente. Es fundamental romper la barrera que existe entre la formación y el trabajo. Al final siempre tienes que pasarla: una entrevista, la selección… Es cierto que tanto yo, como mis compañeros estuvimos en la primera bolsa de empleo del programa. En aquel momento, la situación, si buscabas empleo, no era buena. Necesitabas experiencia y cualidades que, recién salido de la carrera, realmente aún no teníamos. Pero, si te dan esta oportunidad de insertarte como becario y al final hacerte un hueco y darte a conocer, tienes que aprovecharla al máximo.

-¿Recomendarías el programa Cataliza?

Sin ninguna duda, lo recomiendo. Creo que están preparando una nueva edición. Para todos aquellos que busquen empleo, informarse sobre las diferentes bolsas de trabajo es fundamental. Además, el personal de la Fundación General de la ULL siempre te atiende y te ayuda a resolver cualquier duda. Terminar los estudios y entrar en el mundo laboral, no es fácil, sobre todo, si no tienes experiencia.

¿Sirve lo que se aprende en la universidad y en los ciclos formativos?

Hoy en día hay jóvenes que se siguen preguntando si sirve de algo estudiar, hacer el esfuerzo de invertir una serie de años en una formación específica antes de incorporarse al mercado laboral. Entre otras razones porque existe la idea de que los conocimientos desarrollados en el ámbito educativo no tendrán una aplicación real y que no les dará más posibilidades de insertarse laboralmente, pero ¿esto responde a la realidad?.

La falta de oportunidades y la desesperanza producida por la crisis económica ha generado entre otras cosas, un malestar social que desgraciadamente ha desanimado a muchos y muchas jóvenes a estudiar. Durante algunos años se extendió la idea entre la juventud, de que daba lo mismo si se estudiaba o no, porque no habría un hueco en el mercado laboral para ellos y ellas, debido a su falta de experiencia profesional; además de otra idea negativa, la de que el ámbito educativo estaba alejado de la realidad social.

A pesar de que el mercado laboral todavía no está dando respuestas a todas las personas que necesitan conseguir un empleo, las personas jóvenes sin embargo han empezado a cuestionarse algunas de estas ideas. Son cada vez más conscientes de que el hecho de conseguir una titulación, sí que les da un mayor grado de empleabilidad, no solo por los conocimientos teóricos y técnicos que adquieren, sino por las competencias profesionales y personales que desarrollan en todo su proceso académico y de formación.

La comunidad educativa está haciendo un enorme esfuerzo por responder cada vez más a las demandas de la sociedad, con formaciones más prácticas y adaptadas al entorno empresarial. Cuando preguntamos a los y las jóvenes que han participado en el desarrollo de prácticas no laborales a través de Cataliza, nos comentan dos cosas: que les ha servido mucho lo aprendido durante sus estudios, porque realmente lo están aplicando en las empresas, y que esto les ha supuesto desarrollarse y realizarse profesionalmente, sobre todo si han conseguido terminar sus prácticas y comenzar a ser parte de la plantilla profesional de la empresa que los y las acogió.

Es cierto que no es fácil conseguir la primera experiencia laboral, encontrar un canal de acceso a las empresas; es verdad que los y las jóvenes a menudo tropiezan con obstáculos y muchas veces no consiguen la ayuda necesaria para tener una primera oportunidad. Pero en estos últimos años, con el desarrollo de programas formativos como Cataliza, se está abriendo una vía de entrada a las empresas, que tienen la posibilidad de conocer a estas personas que han apostado por formarse, a pesar de la espada de Damocles que pulula sobre las cabezas de su generación.

Esta juventud se está encargando de transferir buena parte de los conocimientos generados en el ámbito educativo al tejido empresarial, que es cada vez más consciente del plus de innovación que les llega con estas personas recién tituladas. Cataliza se ha convertido para muchos y muchas jóvenes en esa puerta de acceso a un mercado laboral, aportando profesionales con una mayor especialización, que están respondiendo a las nuevas demandas de la sociedad.

Cataliza desde dentro: “Hoy sigo trabajando en Incargo y todo lo que he aprendido ha mejorado mi currículo”

Enrique Ruíz Rodríguez es el director de Incargo para la provincia de Tenerife, empresa líder en el sector del transporte internacional de mercancías que presta sus servicios como transitario de aduanas, consignataria de buques y provisionista de los mismos. Con sede central en Las Palmas de Gran Canaria, Incargo trabaja intermediando entre el exportador o importador y las compañías de transporte, organizando el enlace entre los distintos transportistas, coordinando las operaciones administrativas relacionadas con el transporte internacional y facilitando en aprovisionamiento de los buques que así lo demandan.

-¿Cómo conocieron el programa Cataliza? ¿Es la primera experiencia de la empresa?

-Lo conocí a través de nuestra sede central en Las Palmas. Allí llevan más de cuatro años trabajando con el programa. Hace unos dos años, necesitábamos ampliar personal y desde allí me aconsejaron acudir a la Fundación General de la Universidad de La Laguna, para conocer el programa Cataliza. Desde entonces trabajamos con ellos.

-¿El proceso de contratación fue sencillo y les permitió encontrar al candidato idóneo para el puesto? ¿Cuándo terminó el periodo de prácticas, el trabajador fue contratado?

-Si, la prueba de ello es que Natalia sigue trabajando con nosotros, la hemos contratado. Desde el primer momento, cuando nos pusimos en contacto con la Universidad de La Laguna. El equipo de la Fundación nos pasó los currículos de cuatro o cinco personas. Me entrevisté con ellos y aquí estamos. Lo cierto es que todos los candidatos eran idóneos para el puesto, por lo que tuvimos que buscar criterios de elección, por ejemplo la cercanía de su residencia con nuestras oficinas. El programa nos ayudó mucho.

-¿Está satisfecho con el trabajo que ha realizado la persona seleccionada?

-Muy satisfecho. Desde su incorporación en prácticas, Natalia ha demostrado muchas ganas de aprender y de trabajar. Su relación con todo nuestro equipo es muy buena. No tenemos queja.

-¿Cree que ha recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara? ¿Cómo valoraría el programa Cataliza?

-Lo valoro muy positivamente. En cuanto contactamos con la Fundación de la Universidad de La Laguna, todo han sido facilidades a la hora de entregarnos la documentación necesaria y de solucionar los trámites a seguir. Es una iniciativa muy buena y atractiva para las empresas. El coste económico es bajo y a los jóvenes se les da una buena oportunidad para comenzar en el mundo laboral. La situación hoy día no es fácil. La única pena que siento es  no poder contratar a más gente del programa.

Natalia Negrín Perdomo, es una joven tinerfeña que una vez terminado sus estudios, se encontró sin la experiencia necesaria para introducirse en el mundo laboral. Entrar en el programa Cataliza no solo le ha ayudado en su formación profesional, pues también siente que ha crecido personalmente. La experiencia laboral es un valor muy importante para todos los jóvenes que comienzan su carrera profesional.

-¿Cómo ha sido la acogida de la empresa? ¿Crees que has recibido la formación adecuada para tu puesto de trabajo?

-Muy buena. Con mis compañeros me llevo muy bien. Hacemos un gran equipo. Trabajo muy bien con ellos, me siento cómoda.

-¿Crees que tu tutor de acogida en la empresa ha desempeñado su función de manera resolutiva?

-Sí, considero que desde el primer momento, durante el período de formación, aprendí mucho. Todos mis compañeros se han esforzado mucho porque conociera bien las distintas actividades de la empresa. El mundo de las aduanas y el transporte marítimo es muy interesante. Mi trabajo me gusta.

-¿Cómo valorarías tu paso por la empresa?

-Muy positivamente. Soy muy joven, por lo que al principio no tenía mucha experiencia, aunque creo que me he sabido adaptar bien. Mis compañeros han tenido mucha paciencia conmigo y yo he aprendido mucho.

-¿Crees que esta beca de inserción laboral ha ayudado a tu desarrollo profesional y ha cubierto tus expectativas?

-Sí, por supuesto. Esta oportunidad ha sido la mejor. Hoy sigo trabajando en Incargo y todo lo que he aprendido ha mejorado mi currículum. Desde luego no puedo decir lo contrario, el programa ha cubierto todas mis expectativas ya que me ha ayudado mucho en mi formación profesional y personal.

-¿Crees que has recibido la información sobre el programa Cataliza de forma clara? ¿Cómo valoras el programa Cataliza?

-Sí, el personal de la Fundación me informó muy bien, siempre, sobre todas las dudas que tuve. Incluso me han llamado para hacer cursos. Siempre se preocuparon por saber cómo iba todo. Cuando terminas tus estudios, introducirte en el mundo laboral es un paso muy grande y lo cierto es que el programa me dio todas las facilidades posibles. Hoy en día no es fácil conseguir un buen trabajo, si no se tiene experiencia.

Las empresas que participan en el programa Cataliza reciben conocimientos y posibilidades de innovación a través de los y las jóvenes recién titulados/as

 

Cuando pensamos en el programa Cataliza lo primero que se nos viene a la cabeza es la oportunidad que tienen y las jóvenes de acceder a una primera experiencia laboral a través del desarrollo de sus prácticas, pero no pensamos en lo que supone para las empresas que acogen a estos/as profesionales: la trasferencia del conocimiento, que aporta a las empresas desarrollo económico y posibilidades de innovación.

Las empresas que participan en el programa Cataliza acogen en sus plantillas por un periodo de tiempo a jóvenes recién titulados de diferentes ámbitos educativos, procedentes mayoritariamente de ciclos formativos y del entorno universitario. Estos/as jóvenes llegan a ellas con la motivación de desarrollarse profesionalmente y de conseguir una contratación después de terminar sus prácticas no laborales.

Hoy sabemos que muchas de las empresas que participan en el programa están incorporándolos/as a sus plantillas una vez finaliza este período de prácticas. Los motivos son diversos, pero responden a dos grandes razones: la primera de ellas es que se encuentran con personas con ganas de trabajar y de aprender, con competencias personales y profesionales, con una actitud positiva para integrarse y comprometerse en la organización, con aptitudes y con talento. Jóvenes que no solo van a aprender sino que aportan un aire nuevo a estas organizaciones.

La segunda razón, pero no por ello menos importante, es que se encuentran con personas formadas que se están encargando de incorporar los conocimientos desarrollados en el ámbito educativo a la sociedad, a través de su paso por las empresas. Estos jóvenes profesionales aportan esos conocimientos adquiridos en las aulas al mundo empresarial en el que se incorporan. Son grandes protagonistas en la transferencia del conocimiento. A través de sus ideas y del saber aprendido contribuyen a dotar de un plus de innovación a las organizaciones empresariales, lo que supone la posibilidad de un mayor desarrollo económico y competitividad en el mercado laboral.

Es por este motivo, principalmente, por el que se considera que genera unos excelentes beneficios para las empresas, no solo para mejorar su desarrollo económico, sino para aumentar su influencia en el bienestar social, estando en conexión con el saber desarrollado en las aulas y en los espacios de investigación. En el ámbito educativo se están generando nuevos conocimientos, cuya transferencia es esencial para la supervivencia y la competitividad de las empresas, que necesitan responder a las demandas de una sociedad cada vez más exigente con los productos, bienes y servicios ofertados por el tejido empresarial.

Cataliza ofrece una oportunidad de desarrollo tanto a los y las jóvenes como a las empresas, ya que proporciona un espacio para el encuentro entre el conocimiento académico y la práctica empresarial, a través de los y las protagonistas de ese intercambio, tan necesario para el bienestar de toda la sociedad.

1 2 3